jueves, 29 de julio de 2010

Toy Story 3


Título: Toy Story 3
Año: 2.010/ 103'/ USA
Dirección: Lee Unkrich
Guión: Michael Arndt
Música: Randy Newman
Animación


Hace tiempo que gracias a títulos como Wall-E, 2.008, Stanton, he dejado de considerar algo oneroso llevar a mis hijas pequeñas al cine intentando que se aficionen a una de las cosas más maravillosas como es el cine.
Con Toy Story 3 me ha pasado lo mismo, se trata de un guión bien articulado que por detrás del aderezo típico de estas producciones cuenta de forma contundente y sin remilgos una historia universal como el paso del tiempo.
No soy en absoluto aficionado a las tres dimensiones, no aportan nada más a la película que el intento por la industria de seguir manteniendo sus beneficios pero, desde mi punto de vista no suponen un salto de calidad. Por fortuna, a pesar de tener que ver este largo en 3D, no existía el efecto mareante de sentir cosas volando por mi cabeza, así que pude concentrarme en la película.
Lo que vi me agradó porque se trata de un guión inteligente en el que pesa sobremanera el trasfondo de la eterna lucha del hombre contra el tiempo y la degradación que en ese proceso se produce. Algo parecido ocurre con Shrek 4, donde sin embargo la trama es mucho más burda, previsible y carente de interés.
Me interesó mucho más esa reflexión que el mensaje más evidente de corte ambientalista acerca del aprovechamiento de los recursos y el reciclaje en vez de la acumulación sin sentido de objetos.
Los gags son ingeniosos y con más miga de lo que parece, especialmente acertadas me parecieron las escenas en las que Buzz Lightyear explora sus registros psicológicos en busca de sí mismo.
Lo mejor: El guión
Lo peor: Es en tres dimensiones
Recomendable





The Private Lives of Pippa Lee (La Vida Privada de Pippa Lee)


Título: The Private Lives of Pippa Lee (La Vida Privada de Pippa Lee)
Año: 2.009/ 93'/ USA
Dirección: Rebecca Miller
Guión: Rebecca Miller
Música: Michael Rohatyn
Fotografía: Declan Quinn
Reparto: Robin Wright Penn, Keanu Reeves, Julian Moore, Alan Arkin

Mientras visionaba esta película de esta directora de ilustre apellido me ocurría una cosa extraña, quería que me contaran cualquier historia de cualquier personaje menos de Pippa Lee. Cualquiera de ellos me parecía más interesante y sentía mayor curiosidad por saber las causas que les habían llevado hasta allí que por la apática y anodina Pippa Lee.
Para mayor desinterés hacia el personaje hay dos hechos que hicieron que sintiera mayor desidia hacia la trama, por un lado el nulo parecido físico entre la Pippa joven y la adulta, por el otro, la grandísima diferencia psicológica que es salvada por la guionista con una pirueta verdaderamente poco comprensible.
A Robin Wright Penn siempre la recordaré por la película de Rob Reiner de 1987, The Princess Bride, la Princesa Prometida, y por la belleza de esos sus primeros pasos en el cine, pero desde luego no la recordaré por ser una gran actriz.
Lo contrario es lo que ocurre con Alan Arkin a quien le cuento sus apariciones por soberbias interpretaciones, ésta incluida.
Entiendo que uno quiera contar historias de personajes que no son héroes y que su cotidianeidad se parece a la del común de los mortales, pero otra cosa es que la historia que se quiere narrar sea tan carente de interés que nos estemos preguntando todavía por qué Pippa Lee merece tantos focos más allá de su curioso nombre.
No hay alma, casi no hay reflexión en esta mezcolanza de ideas que suenan a autobiográficas y que le podrán interesar a la responsable pero lo justo a quien no ha compartido sus caminos.
Por el contrario existen secundarios que son trazados con mano firme y sensibilidad, personajes en los que sus debates morales y sus decisiones parecen tener más meollo que el principal. Nos interesa, por ejemplo, saber más de un atormentado outsider como Chris Nadeau o de la inestable pero divertida Surky Sakissian.
Este es para mí un error estructural que afea una película de la que hay detalles y escenas que nos acercan a las intenciones de su guionista pero que, en términos generales, olvidaré rápidamente.
Lo mejor: Alan Arkin
Lo peor: el guión
No llega a pasable.




martes, 27 de julio de 2010

La Isla Interior


Título: La Isla Interior
Año: 2.009/ 91'/ España
Dirección: Félix Sabroso, Dunia Ayaso
Guión: Félix Sabroso, Dunia Ayaso
Música: Lucas Vidal
Fotografía: Juan Antonio Castaño
Reparto: Geraldine Chaplin, Alberto San Juan, Candela Peña, Cristina Marcos

Comienza la película con una durísima cita de Carlos Fuentes que da pie para contar un desgarrador drama familiar narrado con altibajos.
Los aciertos vienen presididos, fundamentalmente, por el buen hacer de dos de los personajes de esta historia, Candela Peña y Alberto San Juan bordan sus papeles con naturalidad, credibilidad y una dosis enorme del profesionalismo que han demostrado en muchas de sus actuaciones, especial mención para San Juan que obtuvo un premio en la Seminci por este papel.
Muy lejos quedan el resto de interpretaciones que son mucho más estereotipadas.
El guión sufre de un severo problema, se quiere rizar el rizo de tal manera que la historia pierde pie para entrar en el terreno de lo inverosímil.
A menudo existen historias y anécdotas de la vida real de las que se dice que si se novelaran, difícilmente sonarían a creíbles. La relación entre la vida y el cine estan caprichosa que puede ocurrir que el trasvase entre una y otro no siempre se ajuste a las reglas de la lógica.
Mucho de eso hay en la fondo y la forma de este largo que, además, para mantener la tensión, cae en los errores de mostrar una evolución a tontas y a locas de sus caracteres psicológicos.
Con todos estos problemas es difícil saber, cuando la pantalla se funde en negro, qué nos querían contar. Si se trata de un reflexión sobre la familia, sobre el acoso infantil o sobre la esquizofrenia.
La labor técnica que, a veces, es muy meritoria, no encuentra contrapartida en un guión efectista y con poco rigor científico.
Lo mejor: Alberto San Juan, Candela Peña
Lo peor: El guión
Pasable justo




lunes, 5 de julio de 2010

The Blind Side (Un Sueño Posible)


Título: The Blind Side (Un Sueño Posible)
Año: 2.009/ 130'/ EE.UU.
Dirección: John Lee Hancock
Guión: John Lee Hancock (Libro: Michael Lewis)
Música: Carter Burwell
Fotografía: Alar Kivilo
Reparto: Sandra Bullock, Quinton Aaron, Tim McGraw, Jae Head

No tiene esta película gran interés a no ser que une se quede con que nos enfrentamos a una historia real que parece haber cambiado la vida de sus protagonistas. Pocas cosas me han llamado la atención, quizás el hecho de que el guión se centra más en cómo la inclusión del nuevo miembro de la familia enriquece al resto y no al revés. El trabajo de Sandra Bullock es bueno pero parecen excesivos los elogios de la industria.
El resto es prescindible porque este guión se aproxima, peligrosamente, al formato de aquellas películas que emitían no hace mucho después de las comidas y en las que uno siempre podía esperar el mismo esquema argumental, el mismo.
Pese a pequeñas variaciones, el formato es tremendamente parecido, lo suficiente para arruinar cualquier intento para que esta producción levante el vuelo por sí misma. Se agradece que los dramatismos sean contenidos y que pese más un cierto aire de comedia que, insisto, no merece el camino.
Hay un cierto maniqueísmo y una cierta autoindulgencia que a la hora de contar la historia, la echa a perder de forma irremediable.
La definición de los personajes es tan poco sugerente que alarma que la academia se haya fijado en este producto para sus premios.
Es tan burda la llamada a la obamanización de la sociedad norteamericana que el oportunismo del metraje resulta hasta tierno, pero con eso no se hacen buenas películas, ni de lejos.
Lo mejor: Sandra Bullock
Lo peor: el guión





Seguidores

Loading...