martes, 21 de diciembre de 2010

The Switch (Un pequeño cambio)


Título: The Switch (Un pequeño cambio)
Año: 2010/ 110'/ EE.UU.
Dirección: Josh Gordon, Will Speck
Guion: Allan Loeb (Historia de Jeffrey Eugenides)
Música: Alex Wurman
Fotografía: Jess Hall
Reparto: Jennifer Aniston, Jason Bateman, Thomas Robinson, Juliette Lewis, Patrick Wilson, Jeff Goldblum, Scott Elrod, Caroline Dhavernas, Todd Louiso, Edward James Hyland, Kelli Barrett, Erica Thomas, Rebecca Naomi Jones.

Película sin guion que no despierta el más mínimo interés a lo largo de sus larguísimos y previsibles minutos. No es malo que uno pretenda construir una historia con elementos que ya han sido contados hasta la saciedad, no es nada malo de por sí porque al público le gusta, nos gustan, las historias de siempre, lo de chico quiere a chica y viceversa lo hemos visto desde los tiempos del mudo, sin embargo todavía son legiones las películas que utilizan ese esquema y consiguen resultados muy buenos y hasta prodigiosos. Ese no es el problema, el problema es no tener nada más en el guion que esa idea, chico quiere a chica. O peor aún, que es lo que parece estar detrás de esta producción, no hay nada mejor para obtener una buena taquilla que poner a un actor o actriz con tirón aunque su tirón no sea precisamente por su trabajo como actriz sino por el morbo que le rodea como persona. Denigrante.
Es la única explicación que encuentro a que se desperdicie tiempo y dinero con productos tan planos y tan poco inteligentes como The Switch, claro que estos dos directores no tienen en su corta carrera nada de que presumir, todo lo contrario.
Para mayor espanto, la pareja protagonista no transmite química en ninguna escena y se regodean en la sensación del apresuramiento con lo que parece estar todo contado. Este tipo de producciones suelen contar con alter egos de los principales que descargan la tensión y gozan de unos buenos minutos con líneas de diálogo ocurrentes y bien estructuradas, Joan Cusack es una de mis favoritas en este tipo de papeles, en esta ocasión nos proponen a Juliette Lewis y a Jeff Goldblum, ambos reputados actores pero que no arrancan ni una sonrisa, culpa no sólo de ellos sino, insisto, del guion.
Este es un gran ejemplo para comprobar como llegan a las pantallas de los cines productos de muy baja calidad pero que son proyectados en muchas salas sólo por ser del circuito del cine hecho en Hollywood, es una pena que por proyectar cosas como estas, se queden otros productos de mayor calidad fuera del sistema.
Porque The Switch aburre y sonroja, emociones las justas en ese interminable goteo de minutos que no ofrece ni una solución ni una secuencia ni una escena que merezca la pena.
Lo peor: Todo
Lo mejor: Ya la he olvidado
Muy mala.


viernes, 17 de diciembre de 2010

Banda sonora de The sting (El golpe, 1.973)

The town (ciudad de ladrones)

Título: The town (ciudad de ladrones)
Año: 2010/ 125'/ EE.UU.
Dirección: Ben Affleck
Guión: Ben Affleck (sobrenovela de Chuck Hogan)
Música: David Buckley, Harry Gregson-Williams
Fotografía: Robert Elswit
Reparto: Ben Affleck, Rebecca Hall, Jon Hamm, Jeremy Renner, Blake Lively, Slaine, Owen Burke, Titus Welliver, Pete Postlethwaite, Chris Cooper, Victor Garber.

Por Ben Affleck no sentía yo demasiado respeto profesional cuando intentazaba lanzar una carrera que se complicó más con asuntos extracinematográficos. Por suerte, mi opinión ha cambiado y mucho desde que he visto su gran trabajo como director en Gone Baby Gone (Adiós pequeña, adiós, 2.007). Creo que  existe un buen sustituto para un Mel Gibson al que considero un gran director pero discreto actor. Ben Affleck, en esta su segunda acometida como guionista y director no alcanza los niveles de la del 2007 pero vuelve a ofrecer un interesante ejercicio que, por momentos, resulta a gran altura a pesar de contar con un buen puñado de tópicos y de planos un tanto manidos. 
Pero esas cosas no desdicen y no empañan algo que es evidente al ver sus dos películas, posee una mirada personal que está explorando y que tiene, como digo, buena pinta. Personalmente, me gusta esa querencia que tiene por las historias grandes ubicadas en sitios pequeños. Tanto en Gone Baby Gone como en The Town, se elige como punto de partida barriadas de grandes ciudades donde los protagonistas tienen lazos anteriores a la trama en la que se centra la acción. Ese conocimiento previo de los personajes, teje una red de emociones y sentimientos que dota a la película de mucho más peso y calado de la que una simple película de acción. Hay un entramado psicológico sobre la vida y la muerte, sobre la justicia y la moral que subyace y no estropea las buenas secuencias de acción de sus películas.
Además de ese gran acierto de sus guiones, es de destacar, a su vez, la mirada del guionista, se centra en personajes con un aire familiar, obreros, investigadores que uno parece que se los va a encontrar a la vuelta de la esquina. Los dos aspectos comentados son el denominador común de ambos filmes y son los que dan a ambas un aspecto novedoso, un lenguaje diferente al de otras producciones cortadas por un similar pratón, pero, insisto en que existe un trasfondo en las películas de Affleck que las convierten en interesantes y prometedoras, si es que se profundiza en ese camino.
Todo esto confluye en una especie de épica callejera que, en cada frase, en cada acción de la trama, provoca que se decidan cosas más importantes de las que aparentemente vemos. Ese tono épico separa a la película de la vulgaridad a la que nos acostumbran películas de corte menos ambicioso y con menos originalidad detrás de la cámara como por ejemplo Point Break (Le llamaban Bodhi, Bigelow, 1991)
A pesar de contar con una actriz de la que no puedo encontrar un buen trabajo, el papel de los actores principales, Rebecca Hall y el propio Affleck, no desentona, aunque está muy lejos de un Jeremy Renner que era lo mejor de The Hurt Locker, (En tierra hostil, Bigelow, 2.008) o de un cada vez más omnipresente Chris Cooper.
Lo mejor: La dirección,  Jeremy Renner
Lo peor: Rebecca Hall
Interesante tirando a buena.





jueves, 2 de diciembre de 2010

Ne te retourne pas (No mires atrás)


Título: Ne te retourne pas (No mires atrás)
Año: 2.009/ 111'/ Francia
Dirección: Marina De Van
Guión: Marina De Van, Jacques Akchoti
Fotografía: Dominique Colin
Reparto: Sophie Marceau, Monica Bellucci, Andrea di Stefano, Didier Flamand, Brigitte Catillon

Película que se pierde de manera drástica desde su inicio y que nunca da la sensación de poder contar una historia mínimamente interesante con un rasgo de credibilidad.
Además de un errático y pomposo guión y una pésima dirección, la película sufre y de qué manera las penosas actuaciones de sus dos guapas protagonistas, si lo de Marceau es triste, lo de la Bellucci clama al cielo. Ambas dan todo un recital de cómo estropear escena tras escena con los mismos clichés y las mismas caras falsas sea cuál sea la tensión dramática que requiera el texto.
Pero, en todo caso, es el guión el que adolece de los peores defectos. En primer lugar debe pasar una auténtica eternidad para que se alcancen las primeras líneas de posicionamiento de esta absurda trama. Una vez alcanzado ese momento, existen escenas con acciones fuera de foco que quitan más que añaden y que harían sonrojarse a cualquier guionista principiante. Especialmente conmovedoras en el mal sentido de la palabra son aquellos tributos a una Alicia que va y viene, viene y va sin encontrar nada, absolutamente nada que contar. Hay muchos momentos en los que uno debe preguntarse que es lo que tiene que ver lo que estamos viendo con el hilo argumental que parece pergeñar el film.
Porque la trama es un pretexto para un engolamiento cansino, pesado y pseudointelectual que no ofrece ni un detalle para el recuerdo, todo lo contrario.
Para mayor alevosía, la factura técnica que parece justificar el film carece de buen gusto y camina por unos trillos casi ridículos que afean el único sentido para llegar al final de este producto, algún primer plano de una todavía pletórica Sophie Marceau.
La resolución de la trama es tan absurda y tan previsible y tan carente de rigor con las causas propuestas que no deja uno de sentir verdadera nostalgia por un film que me hizo recordar al trabajo de De Van pero que allí sí que había dirección, guión y actores, por supuesto, me refiero a Spider de Cronenberg, 2.002.
Lo mejor
Lo peor: El guión, Monica Bellucci
Muy mala

Seguidores

Loading...