viernes, 25 de mayo de 2012

Os famosos es os duendes da morte


Título: Os famosos e os duendes da morte
Año: 2.010/ 101'/ Brasil
Dirección: Esmir Filho
Guion: Ismael Caneppele, Esmir Filho
Fotografía: Mauro Pinheiro Jr.
Reparto: Ismael Caneppele, Tuane Eggers, Henrique Larré

Con una estética cercana al vídeo clip, esta película de Esmir Filho no consigue ninguno de sus objetivos. Entre escena y escena, lo único que queda claro es que no se puede decir mucho de esta producción. No existe una estructura interesante pero es que tampoco existe una historia interesante, ni actores, ni dirección... Se parece vagar por una idea a la que se le dan miles de vueltas sin llegar a ningún sitio pero, y lo que es peor, tampoco se parece salir de ningún sitio.
Lo pedantería narrativa y visual, a kilos en esta película, destroza cualquier posibilidad de narración, la auto-recreación obsesiva de corte onanista se instala en la pantalla desde el primer minuto para nunca más abandonarla en este ejercicio de encantado de haberme conocido.
La pose intelectualoide ofrecida por las letras de Bob Dylan y una cámara tan moderna como hueca no son ningún pretexto, es más de lo mismo, no decir nada porque nada se tiene que decir, como mucho el hartazgo ante el estiramiento de una anécdota que pudo dar un vídeo clip pero no mucho más.
Insufrible y pedante.

Lo mejor:
Lo peor: El guion y la dirección.
Mala


lunes, 21 de mayo de 2012

The train (El tren)


Título: The train (El tren)
Año: 1.964/ 133'/ EE.UU.
Dirección: John Frankenheimer
Guion: Franklin Coen, Frank Davis
Música: Maurice Jarre
Fotografía: Jean Tournier, Walter Wottitz
Reparto: Burt Lancaster, Paul Scofield, Jeanne Moreau, Michel Simon, Howard Vernon, Suzanne Flon, Charles Millot, Wolfgang Preiss, Albert Rémy

Consistente película de acción que encuadra su historia en el inicio del fin de la Segunda Guerra Mundial y en la retirada de las tropas alemanas de Francia. Más específicamente, narra el expolio que realizaron los nazis de las obras de arte de los países que invadieron. Es conocida la labor de Goering en este sentido y la cantidad de obras de arte que le fueron incautadas en el momento de su detención.
La producción tiene un gran guion cerrado y trabajado que cuenta lo necesario sin mayores florituras, además utiliza la antinomia entre los dos personajes principales para utilizar una especie de estética western que los actores, además, saben aprovechar.
Burt Lancaster realiza uno de los mejores papeles que le recuerdo, intenso, duro e imperturbable, muy bien. El resto de actores, empezado por Jeanne Moreau y por Paul Scofuield engrandecen más la película.
Los tiempos están muy bien medidos para crear los giros y los clímax necesarios con un crescendo muy acentuado que permite disfrutar en todo momento de la narración.
Un gran trabajo en la que, probablemente, sea la mejor película de Frankenheimer.

Lo mejor: Burt Lancaster y el guion
Lo peor
Muy Recomendable 

miércoles, 16 de mayo de 2012

Get the gringo

 Título: Get the gringo
Año: 2.012/ 95'/ EE.UU.
Dirección: Adrian Grunberg
Guion: Mel Gibson, Kevin Hernández, Daniel Giménez Cacho, Jesús Ochoa, Dolores Heredia, Peter Gerety, Roberto Sosa Martínez, Peter Stormare, Mario Zaragoza, Gerardo Taracena, Dean Norris, Tenoch Huerta, Fernando Becerril, Scott Cohen, Bob Gunton, Stephanie Lemelin, Patrick Bauchau, 

Película que se inspira en la historia del conocido penal mexicano "El pueblito" y en los momentos previos a su desalojo en el año 2.002. 
Allí las familias de los presos vivían con ellos en comunidad con ciertos privilegios siempre y cuando se tuviera dinero; la corrupción y la violencia internas, llevaron a las autoridades a un espectacular desalojo que se recrea en la película.
Este cinta nos ofrece una historia en la que un ladrón norteamericano se ve envuelto en las redes de corrupción y mafia mexicanas y termina teniendo que adaptarse y sobrevivir a las leyes de El pueblito. En lo que hace referencia a la recreación de lo que debió ser la vida en esa penitenciaria la producción resulta interesante, estamos acostumbrados a que las noticias que llegan de México superen por mucho lo imaginable en lo que hace referencia al poder de las personas que trafican con droga.
Otra cosa es que la historia principal, aquella que protagoniza Mel Gibson, sea relevante. Adolece de los peores defectos del cine norteamericano venido de Hollywood que sitúa a sus héroes como personas que se pasean por el mundo triunfando a las primeras de cambio; distancia y mucho de la película que las bondades de Mel Gibson sean tan sorprendentes como para entender el funcionamiento de aquel infierno de una manera tan asombrosa, rápida y exitosa. 
En todo caso, es verdad también, que el actor ofrece su repertorio habitual que ha dado buenos réditos en muchas de las películas que ha rodado y sigue funcionando su estilo de hombre duro con un toque de humanidad y mucha ironía. 
Su parodia de Clint Eastwood es de lo mejor de la película.
Es una pena que lo principal no acabe teniendo el mismo interés que lo secundario y que en vez del entretenimiento puro y duro se hubiera buscado algo más de calidad. Pero, como entretenimiento, funciona.

Lo mejor: La recreación del penal.
Lo peor: El guion
Floja



 

lunes, 14 de mayo de 2012

One day


Título: One day
Año: 2.011/ 108'/ EE.UU.
Dirección: Lone Scherfig
Guion: David Nichols
Música: Rachel Portman
Fotografía: Benoît Delhomme
Reparto: Anne Hathaway, Jim Sturgess, Patricia Clarkson, Romola Garai, Ken Stott

La directora de Italiensk for begyndere (Italiano para principiantes, 2.000), Wilbur begar selvmord (Wilbur se quiere suicidar, 2.002) y An Education (2.009) vuelve a no dar con la tecla con una película de la que lo mejor que se puede decir es que es cursi, blanda y cargada de una pedantería excesiva.
Las reiteraciones de encuadres en espejos, poses edulcoradas y demás estropean una historia que, a pesar de no ser demasiado interesante, podría haberse narrado con mucho más oficio.
El metraje se hace eterno porque se estiran las situaciones sin tener por qué además de que se recrean en asuntos pasados ya superados en una serie de flash backs de poca elegancia y nula efectividad.
En todo caso, lo peor cabe otorgárselo a la directora que aparte de un nulo sentido estético no ha podido resistirse a dejar su impronta con acaramelamiento vulgar y ramplón mezclado con una cámara que padece de errores de principiante.
Los actores no parecen ser los responsables del fiasco pero tampoco hacen nada por salvarlo. Anne Hathaway necesita mucho más para enderezar su carrera y postularse para papeles de más empaque como parece querer últimamente. Jim Sturgess tampoco encuentra el punto para su actuación aunque ambos están muy por encima de los secundarios que se encargan de destrozar todavía más la cinta.

Lo mejor:
Lo peor: La dirección
No recomendable


Man on a ledge (Al borde del abismo)


Título: Man on a ledge
Año: 2.012/ 102'/  EE.UU.
Dirección: Asger Leth
Guion: Pablo F. Fenjves
Música: Henry Jackman
Fotografía: Paul Cameron
Reparto: Sam Worthington, Elizabeth Banks, Jamie Bell, Edward Burns, Ed Harris, Titus Welliver, Anthony Mackie, Genesis Rodríguez, Erryn Arkin, Geoffrey Cantor, Jabary Gray, Joe Urban, Elizabeth Logan

La sensación es que los responsables de la película, especialmente los guionistas, se cansaron a mitad del trabajo y decidieron tirar por la calle más fácil con tal de acabar todo esto como fuera. La manera tan abrupta y torpe de finalizar la narración es casi ridícula, tan ridícula como una apoteósica escena final en un bar que produce sonrojo.
Pero antes de llegar hasta allí, la película arranca con maneras, ofreciendo unos primeros diez minutos interesantes que desembocan en un punto de giro inesperado y potente. El problema es que desde ahí, todo parece tan incomprensiblemente falaz que nos distanciamos de lo que vemos a cada segundo que pasa. Lo que parecía sorpresa acaba resultando un empacho, lo que ofrecía ritmo, acaba más bien sobrando o aburriendo. Poco que ofrecer salvo el oficio de Ed Harris, la fogosa irrupción de la actriz de telenovela Genesis Rodríguez y la constatación de que el resto del reparto no está para muchos premios.


Lo mejor: Ed Harris
Lo peor: El guion
No recomendable



Intruders


Título: Intruders
Año: 2.011/ 100'/ España
Dirección: Juan Carlos Fresnadillo
Guion: Jaime Marqués, Nicolás Casariego
Música: Roque Baños
Fotografía: Enrique Chediak
Reparto: Clive Owen, Carice van Houten, Daniel Brühl, Kerry Fox, Ella Purnell, Pilar López de Ayala, Lolita Chakrabarti, Mark Wingett, Héctor Alterio, Izán Corchero

Errática película que no acaba de convertirse, en ningún momento, en una historia interesante. Fundamentalmente porque no acaba de decidirse por un camino o por el otro, un juego de narración se acaba convirtiendo más en un problema que en una solución, cualquier cosa menos en algo original. Jugándose el guion todo a esa carta, parecen haberse olvidado los guionistas que con eso no es suficiente, que ese elemento de esa doble narración con múltiples flash backs debería haberse rellenado con una buena historia y no con este sucedáneo que pocas calorías aporta a esto del cine. 
No aporta porque no sabemos qué es lo que se quiere contar, y los personajes, a pesar del buen reparto que posee, parecen sufrirlo. No sabemos si estamos ante una película de fenómeno paranormales o de una especie de tara psicológica que parecen pasarse de manera hereditaria, lo cual no deja de ser una auténtica pirueta en el aire, si es que las pesadillas se transmiten hereditariamente.
Los actores se ven desbordados y ejecutan papeles en los que no saben qué tono elegir para sus personajes porque no saben si es que deben interpretar a unos desequilibrados que ven fantasmas en la oscuridad o a las víctimas de un personaje de cuento malvado y pesado como él solo.
Además de una Pilar López de Ayala que sigue demostrando que no sirve para esto del cine, los actores con más peso y nombre tampoco rescatan del tedio esta prescindible cinta.

Lo mejor
Lo peor: El guion
No recomendable 



jueves, 10 de mayo de 2012

The vow (Todos los días de mi vida)


Título: The vow (Todos los días de mi vida)
Año: 2.012/ 104'/ EE.UU.
Dirección: Michael Sucsy
Guion: Abby Kohn, Marc Silverstein, Jason Katims.
Música: Michael Brook, Rachel Portman
Fotografía: Rogier Stoffers
Reparto: Rachel McAdams, Channing Tatum, Sam Neill, Scott Speedman, Wendy Crewson, Jessica Lange

El único interés que tiene esta producción es hacer apuestas sobre qué parte es la que está inspirada en hechos reales, porque lo que está claro es que, a la luz del guion, hay muy poco real en todo esto.
Los clichés, tópicos y lugares comunes se acumulan en esta mal pergeñada historia que hace aguas a cada minuto que pasa para regodearse en lo absurdo.
Hay tantos estereotipos que hasta el vestuario y el peinado se han puesto de acuerdo para agredir al espectador de forma bochornosa. Además, las actuaciones no son capaces de sobresalir en ningún momento, Sam Neill es irrelevante y Jessica Lange no ofrece ningún signo de lo que fue. Channing Tatum pone cara y Rachel McAdams vuelve a conseguir una interpretación fallida. Está empeñada en actuar de manera que sus personajes se caractericen, especialmente, por ser una especie de alocadas descerebradas que no parecen saber nada de lo que se traen entre manos. Se equivoca de registro.
El suplicio al que nos someten hace parecer que la película es larguísima, demasiado. La anécdota no da para mucho y resulta insalvable a pesar de intentar resucitar Ghost, 1.990 con escenas en las que el sexo y las manualidades coinciden. Ni con esas.

Lo mejor: El primer minuto
Lo peor: El resto. Rachel McAdams
No recomendable



martes, 8 de mayo de 2012

Game change

Título: Game Change
Año: 2.012/ 118'/ EE.UU.
Dirección: Jay Roach
Guion: Danny Strong (Novela: Mark Halperin, John Heilemann)
Música: Theodoro Shapìro
Fotografía: Jim Denault
Reparto: Julian Moore, Ed Harris, Woody Harrelson, Ron Livingston, Peter McNicol, Sarah Paulson, Jamey Sheridan, Bruce Altman, Brian Howe, Ashlie Atkinson, Melissa Farman.

Más que interesante propuesta nacida para la televisión en la que el director abunda en la temática de la actualidad política de su país después de Recount, 2.008.
En este caso, los focos se fijan en la campaña presidencial del senador McCain y en las causas que llevaron a esa candidatura a elegir como candidata a vicepresidenta a la gobernadora por Alaska Sarah Palin. Si nos atenemos a lo que los medios de comunicación informaron durante esa campaña, las tesis de la película parecen sólidas, muy sólidas y las fuentes de las que beben los autores de la novela parecen suficientes para el espectador.
Puestas esas premisas de la posibilidad de que exista un poso de verdad en lo que se nos cuenta, la historia resulta aterradora. Debido al perfil de la gobernadora sería muy preocupante para la democracia que una persona de tales características lograse reunir semejante poder.
Además de lo inquietante de la narración, conviene detenerse por un momento en el reparto, Ed Harris y Woody Harrelson realizan trabajos espectaculares. Woody Harrelson es un actor con una capacidad más que demostrada que, a veces, decide hacer proyectos que no le vienen bien a su carrera como actor, no es este el caso ya que consigue una actuación tremendamente sobresaliente y consistente, lo mismo cabe decir de Ed Harris que, casi sin aparente esfuerzo, resulta muy creíble en la caracterización de John McCain, Julian Moore aparece más forzada y menos suelta en el papel de Sarah Palin, en todo caso debe competir con las parodias que Tina Fey ha hecho sobre el personaje y eso no es fácil.

Lo mejor: Woody Harrelson
Lo peor: Se apoya demasiado en la caricatura.
Recomendable


lunes, 7 de mayo de 2012

Shlichuto Shel Hamemune Al Mashabei Enosh (El viaje del director de recursos humanos)

Título: Shlichuto Shel Hamemune Al Mashabei Enosh (El viaje del director de recursos humanos)
Año: 2.010/ 103'/ Israel
Dirección: Eran Riklis
Guion: Noah Stollman (Novela: Abraham B. Jehoshua)
Música: Cyril Morin
Fotografía: Rainer Klausmann
Reparto: Mark Ivanir, Reymond Amsalem,  Gila Almagor, Rosina Kambus, Guri Alfi, Julian Negulescu, Noah Silver.

En The Syrian Bride, Riklis mostraba la sinrazón de las fronteras en un viaje a ninguna parte en la que todos sufrían y ninguno llegaba.
El viaje del director también nos propone un viaje, en este caso más literal, una road movie que pretende adentrarnos más en los personajes que lo protagonizan que en las circunstancias que los rodean. En toda road movie que se precie debe haber un punto de partida en el que los personajes se enfrentan a una realidad que les lleva a huir y adentrarse en esa escapada hacia delante. En esa carrera, los personajes van cambiando no sólo su percepción sobre el problema sino la dimensión del problema mismo de manera que el viaje acaba convirtiéndose en una catarsis de la que los caracteres resurgen purificados.
Es verdad que algo de todo esto hay, es verdad que en el viaje del Director asistimos a unos primeros momentos interesantes en los que se plantea el problema y la necesidad de huida, pero lo que no acaba de definirse es que el viaje sea ese momento de purificación que los personajes necesitan, por el contrario, parece ponerse el énfasis en buscar explotar una vena humorística poco acertada, la verdad.
Da la sensación de que no se ha tenido la suficiente claridad a la hora de hacer avanzar la película hacia un punto concreto y, en vez de eso, se ha construido un bucle que se cierra sobre sí mismo por falta de capacidad y de distanciamiento con el verdadero problema central. Puestas así las cosas, lo verdaderamente importante termina cuanto menos, aparcado, sino olvidado.

Lo mejor: Los primeros quince minutos.
Lo peor: No se desarrolla adecuadamente
No recomendable

jueves, 3 de mayo de 2012

Saluda al diablo de mi parte


Título: Saluda al diablo de mi parte
Año: 2.011/ 95'/ Colombia
Dirección: Juan Felipe Orozco
Guion: Carlos Esteban Orozco
Música: Germaine Stegall
Fotografía: Luis Otero
Reparto: Édgar Ramírez, Carolina Gómez, Salvador del Solar, Patrick Delmas, Ricardo Vélez, Juan Carlos Vargas, Ángela Vergara.

Dura película que se inserta en medio de las discusiones en torno a las leyes colombianas que pretenden olvidar el pasado sangriento y pasar página a esos años tan oscuros.
En todo caso no existe reflexión sobre la bondad o maldad de dichas leyes, la cuestión parece más un punto de partida para acariciar algo más complejo como es la naturaleza humana.
Frente a las atrocidades cometidas por un bando, se responde con otras iguales o peores desde el otro, y sólo la razón, el perdón y el olvido es lo que parece ser que acaba curando lo que parece incurable.
Hasta llegar allí, lo que tenemos es una película rabiosamente violenta, con una buena factura rítmica y un guion razonablemente trabajado que no aspira tanto a las construcciones de los personajes como a cuidar la acción que, definitivamente, lo está.
Del reparto hay claros y sombras, las luces vienen de un poderoso Édgar Ramírez que se acerca a otros papeles que han dado resultado en los últimos tiempos pero con un poco más de humanidad, pero, desde luego, ha conseguido el tono; de la misma manera el peruano Salvador del Solar es de lo más destacado de la película. Los oscuros por un Ricardo Vélez muy desenfocado y fuera de sitio con apenas escenas contundentes aunque, también es verdad, su papel es el más difícil.
La narración arranca a tiros y a tiros continúa durante todo el metraje, esperando, quizás, algo más sobre los personajes, algo más sobre sus historias, pero lo que se ha preferido es acercarse a la violencia explícita que a la reflexión, más al ritmo que a las entrelíneas, más a la taquilla que a la calidad.
Por eso, lo que se consigue, aparte de tocar la fibra sensible de quienes vivieron o viven todavía los efectos de esas pesadillas, es una película consistente que pudo haber sido mucho más.

Lo mejor: Salvador del Solar
Lo peor: Falta de ambición.
Interesante.

miércoles, 2 de mayo de 2012

Angels Crest


Título: Angels crest
Año: 2.011/ 92'/ Canadá
Dirección: Gaby Dellal
Guion: Catherine Trieschmann (Novela: Leslie Schwartz)
Música: Stephen Warbeck
Fotografía: David Johnson
Reparto: Jeremy Piven, Thomas Dekker, Elizabeth McGovern, Mira Sorvino, Kate Walsh, Lynn Collins.


Recuerda a algunas películas que en los últimos tiempos exploran la vida rural de Estados Unidos, en este caso Canadá. Pequeñas comunidades sacudidas por una tragedia que dispara los sentimientos y lo que es más interesante para el espectador, las relaciones entre los inquilinos de esos pueblos tan cerrados y, aparentemente, tan inamovibles.
En Angels Crest la anécdota que enciende la chispa que pone en movimiento los escondidos resortes que manejan las relaciones interpersonales es más una tragedia personal que comunitaria, pero la película va caminando hacia una galería de personajes que a base de destellos nos dejan entreabiertas las puertas de su día a día.
En esos aspectos tanto el reparto como la dirección ofrecen sus mejores momentos, en especial una Mira Sorvino que no ha perdido ni un ápice de esa serena tristeza que ha ganado con los años. Lo mismo cabe decir de Thomas Dekker, soberbio en sus pocas escenas. Ambos muy por encima del resto del reparto.
Lo cierto es que haber visto historias parecidas pero mejor conseguidas es un elemento que no permite, a quien haya visto por ejemplo Winter's Bone, Granik, 2.010, olvidar las comparaciones, y, en las distancias cortas, Angels Crest pierde porque no existe una transición tan lograda entre lo personal y lo comunitario como había en la de Granik. 
Aquí la tragedia personal parece tener demasiado peso, demasiada presencia y se pierde algo del salto hacia lo general. 
En todo caso es interesante y la fotografía espectacular.
Los enredos de los personajes secundarios con sus pequeños demonios y sus día a día son más interesantes que la truncada historia principal.

Lo mejor: Thomas Dekker, Mira Sorvino
Lo peor: Falta de consistencia de la historia principal
Interesante.





martes, 1 de mayo de 2012

Wild target


Título: Wild target
Año: 2.010/ 98'/ Reino Unido
Dirección: Jonathan Lynn
Guion: Lucinda Coxon, Pierre Salvadori
Música: Michael Price
Fotografía: David Johnson
Reparto: Bill Nighy, Emily Blunt, Rupert Grint, Rupert Everett, Eileen Atkinson, Martin Freeman, Gregor Fisher, Graham Seed, Stephanie Lammond, Philip Battley, Rory Kinnear, Geoff Bell, Sia Berkeley.

Pesada y fallida comedia de un director cuya carrera deja mucho que desear, el film no encuentra en ningún momento el tono necesario ni para hacer gracia ni para utilizar sus elementos de manera inteligente.
Por si fuera foco el reparto me parece desenfocado, un Bill Nighy que debería transmitir un aire de pulcritud mezclada con el típico y surrealista humor inglés, muy alejado de sus mejores papeles y más aún de un supuesto galán frío y despiadado. Emily Blunt no me ha sugerido, hasta el momento, buenas sensaciones y con Wild Target no deja de confirmar los peores temores, actuación sin peso ni lógica, muy desnortada y sin aportar ni gracia ni glamour, y ambos elementos eran imprescindibles para el papel. La referencia del título es directamente a la protagonista, y, sin embargo, no se ve ese lado salvaje por ningún lado, más bien barrio bajero y paleto.
Sin embargo, las gotas que Rupert Everett regala demuestran un manejo del guion mucho más asentado y ajustado.
Por lo demás nada interesante. Muy floja película que no es enredo, ni comedia, ni cine negro, más bien un fallido intento de aquello que se hubieran propuesto en su momento.
Tediosa, previsible, ilógica, aburrida.

Lo mejor: Rupert Everett, no es larga.
Lo peor: Emily Blunt, se hace larga
No recomendable




Seguidores

Loading...