sábado, 29 de septiembre de 2012

Arbitrage (El fraude)


Título: Arbitrage (El fraude)
Año: 2.012/ 106'/ EE.UU.
Dirección: Nicholas Jarecki
Guion: Nicholas Jarecki
Música: Cliff Martínez
Fotografía: Yorick Le Saux
Reparto: Richard Gere, Brit Marling, Tim Roth, Susan Sarandon, Laetitia Casta, Nate Parker

No cabe duda de que este thriller encuentra sus mejores valores en un reparto de muchos kilates. Richard Gere realiza un trabajo sobresaliente. En un papel tremendamente complicado, consigue dotar a su personaje de los elementos de humanidad y perversidad suficientes para destilar realismo en cada poro. La últimamente ubicua Brit Marling añade otro buen papel a su carrera. Tim Roth y Susan Sarandon son actores tan contrastados, de tal experiencia y solvencia que cualquier escena en la que participen sube enteros. Ambos geniales. No se puede decir lo mismo de Laetitia Casta que nunca estuvo en esto del cine por ser una actriz fiable. Sus méritos son otros.
El thriller, más allá de lo que se le supone y presupone a una película de este género, pretende jugar con la actualidad para ofrecer un diagnóstico médico de una sociedad que parece enferma no sólo económicamente, sino que, como muchos apuntan, los valores se están cambiando hacia otros menos claros.
En eso el film acierta, en ofrecer radiografías de personajes ajenos a la solidaridad, la lealtad, la legalidad, personajes conocidos que pueblan cada esquina del poder económico o político, por pequeño que sea el escalón; personajes que sucumben a cualquier tentación ofreciendo lo peor de sí mismos angustiados por las recompensas de su maquiavélica cotidianeidad.
Cualquier de los que tenemos alrededor, probablemente, nosotros mismos también porque en toda esta crítica a este tipo de personajes hay que preguntarse si seríamos distintos, si actuaríamos de otro modo llegado el caso.
El suspense no está del todo logrado en lo que tiene de thriller la producción porque juega con elementos demasiado vistos últimamente. Previsible y narrada de forma atropellada en buena parte del metraje, no acaba de despegar cuando se acerca al cine negro. Mucho mejor como realidad sociológica.
Nueva York sale preciosa

Lo mejor: Richard Gere
Lo peor: Laetitia Casta
Pasable

The letter

Título: The letter
Año: 2.012/ 100'/ EE.UU.
Dirección Jay Anania
Guion: Jay Anania
Música: Brian Jones
Reparto: Winona Ryder, James Franco, Dagmara Dominczyk, Josh Hamilton, Marin Ireland, Katherine Waterston, Julie Ann Emery, Eisa Davis, Scarlett Sperduto, Tanner Beard.


Hay una clara línea que define la sensiblería y la pedantería del intento sincero y honesto de tratar de narrar el desarrollo de unos sentimientos por profundos que estos sean.
En el caso de la película de Anania existe una gratuidad y autocomplacencia que bordea el desastre. No existe una coherencia narrativa interna que permita seguir el hilo de lo que se nos pretende contar. No hay más fuego que el de una vacuidad exasperante que nace de una anécdota que, aún encima, es harto simplona.
No exploramos el teatro dentro del teatro, tampoco la naturaleza de las enfermedades psíquicas, o un caso, al menos; tampoco se trata de un thriller, es más la repetición delirante de las mismas notas de piano mientras nos atrevemos a que la sucesión de palabras salve o produzca un efecto laxante en el intelecto del espectador.
Ni mucho menos. No se puede caer en esta trampa de profundidad hueca y estéril. No hay apenas ningún momento interesante y lo peor es que las preguntas que nos planteamos acerca del meollo de la historia son más acuciantes al final que al principio, aunque la verdad, tampoco importan demasiado.
En este ejercicio de encantado de haberme conocido, Anania no está en ningún lado, se limita a creer que sus poses son cine o que el cine son sus poses, lo peor para un cineasta que debe contar historias y contarlas bien.
Mal Winona Ryder que parece perderse en lo incomprensible de las reacciones de su papel, aunque la verdad es que está dopada, claro. Mejor, mucho mejor, un James Franco cuyos matices parecen mucho más atinados al misterio que parece envolver a su personaje. Aunque al final todo es un mero bluf.
El ritmo es áspero como una cuchilla de afeitar.

Lo mejor: James Franco
Lo peor: El guion
No recomendable.




jueves, 27 de septiembre de 2012

Sound of my voice

Título: Sound of my voice
Año: 2.011/ 85'/ EE.UU
Dirección: Zal Batmanglij
Guion: Zal Batmanglij, Brit Marling
Música: Rostam Batmanglij
Fotografía: Rachel Morrison
Reparto: Christopher Denham, Nicole Vicius, Brit Marling, Avery Pohl

Película bien narrada que no obtiene mucha enjundia debido a la parquedaz del guion. Meramente anecdótica, no acaba de decidirse por ningún camino hasta bien entrado el metraje y cuando lo hace, ya es muy tarde para enderezarse o profundizar en el asunto para saber por qué me están contado esto. Lo obvio es considerar que estamos ante el desarrollo de una historia sobre sectas. Por ahí vamos bien, se añaden a la trama los problemas personales y de pareja que sufren los personajes principales. A pesar de que no se dice mucho, se puede intuir más, y la forma de contar el asunto, pese a no ser originalísima, sí que despierta cierto interés.
El problema surge cuando esperamos más, cuando hay que dar un nuevo punto de giro para que la historia no muera en la orilla sin que tampoco se haya remado mucho, todo es cierto. El caso es que, en definitiva, nos quedamos con la sensación de que se pudo hacer más y que, más allá de jugar un rato con el espectador no se ofrece nada interesante.
No se trata de una reflexión sobre la fe, ni sobre las sectas, es más bien una anécdota de marcado carácter personal que se queda en eso, sin saber a dónde ni por dónde. 
Algo más, mucho más habría que haber hecho con todo eso.
No obstante tenemos cosas positivas. La dirección es interesante, apunta maneras. El reparto, sin sobresalir nadie de manera destacada, sí que no alcanza a estropear la película.
No mantiene el suspense, no despierta la inquietud que se supone.

Lo mejor: El estilo de narración.
Lo peor: El guion
Pasable.




lunes, 24 de septiembre de 2012

Moonrise kingdom


Título: Moonrise kingdom
Año: 2.012/ 94'/ EE.UU.
Dirección: Wes Anderson
Guion: Wes Anderson, Roman Coppola
Música: Alexandre Desplat
Fotografía: Robert D. Yeoman
Reparto: Jared Gilman, Kara Hayward, Bruce Willis, Edward Norton, Bill Murray, Frances McDormand, Tilda Swinton, Jason Schwartzman, Bob Balaban, Harvey Keitel.

Un precioso cuento de mirada personal e íntima. Ciertos dejes de los hermanos Cohen y algunas soluciones de guion mejorables, pero, en todo caso, un cuento bien narrado y mejor interpretado por un elenco que desborda calidad. Tanto los adultos como los pequeños ponen lo mejor en transformar a sus personajes en posesiones perfectamente definidas con unas pocas pinceladas, las suficientes para que, por detrás del cuento, algunos caracteres sean reconocibles.
Hay que poner atención a un elemento que cumple un papel primordial. La música de Desplat es brillante, tan brillante que ejecuta la narración del cuento casi con más énfasis que las propias palabras del guion. Primorosa.
Esta sútil historia sobre el primer amor guarda interesantes maneras ya apuntadas en otras películas de Wes Anderson, pero, personalmente, encuentro aquí un salto cualitativo en lo que antes parecía más flojo, la narración. Aquí el director y coguionista aparece más maduro, ahorrando elementos innecesarios, más personal, sin concesiones a la galería, cosa que se agradece.
Una historia de otro tiempo con maneras de nuevos tiempos.



Lo mejor: La banda sonora y el reparto
Lo peor: Algunos altibajos de guion
Recomendable





sábado, 22 de septiembre de 2012

The Do-Deca-Pentathlon

Título: The Do-Deca-Pentathlon
Año: 2.012/ 76'/ EE.UU.
Dirección: Jay Duplass. Marc Duplass
Guion: Jay Duplass, Marc Duplass
Música: Julian Wass
Fotografía: Jas Selton
Reparto: Mark Kelly, Steve Zissis, Jennifer Lafleur, Julie Vorus, Brendan Robinson, Brock Patrick Kaufman, Noël Wells, Blake Blacksmith, Jon Dainty, Martyn Hale


Ágil, entretenida, sencilla e inteligente. Es difícil encontrar unos diálogos tan naturales, es difícil hablando de algo tan trivial, elevarse para echar un vistazo a temas tan importantes. Tiene un deje tosco como si le hiciese falta pulir cosas, pero esos mismos defectos surten un efecto hipnótico. El mismo efecto que una banda sonora poderosa, dura y también muy inteligente, subrayando el surrealismo del contraste entre la épica de la música y el aparente y maravilloso absurdo que se cuenta.
Película para leer y degustar entre líneas, con mejores conclusiones que premisas, muy bien actuada, actores muy bien dirigidos que conducen unos diálogos que fluyen solos, como si la cámara no existiese, suenan a cotidiano, a vivo y lo que es más difícil, a universal. Porque el guion destila una profunda comprensión de lo que significa ser un ser humano masculino, una compleja amalgama de idas y venidas que maduran muy, muy tarde. Definitivamente, una mirada original, divertida y poderosamente sencilla. Muy difícil.

Lo mejor: El guion y la banda sonora.
Lo peor: Desaliño de la puesta en escena.
Recomendable

viernes, 21 de septiembre de 2012

Kriegerin (La guerrera)

Título: La guerrera
Año: 2.011/ 100'/ Alemania
Dirección: David Wnendt
Guion: David Wnendt
Música: Johannes Repka
Fotografía: Jonas Schmager
Reparto: Alina Levshin, Jella Haase, Sayed Ahmad, Gerdy Zint, Lukas Steltner, Uwe Preuss, Winnie Böwe, Rosa Enskat, Haymon Maria Buttinger, Klaus Manchen, Andreas Leupold, Najebullah Ahmadi

Kriegerin es una película bienintencionada que nunca gana fluidez en la narración. Acomete a tirones cada uno de los problemas a los que se enfrenta. Los personajes, algunos especialmente mal construidos, deambulan a golpes en una historia llena de estereotipos que no alcanza a ofrecer un todo coherente en tanto caos.
No hay nada peor que no saber contar una catarsis, destroza al personaje y sume al espectador en una suerte de cuento de hadas donde ya casi cualquier cosa es posible. El caracter principal a quien da vida una floja Alina Levshin se enreda en una purificación nada convincente. De una escena a otra los lobos son corderos y los corderos lobos. Esos exabruptos condicionan la forma en la que el espectador se posiciona en la película, y, definitivamente, siempre lejos de la misma.
Hablar de ideologías tan incomprensibles y abyectas como las totalitarias siempre resulta atractivo para el espectador mínimamente crítico, no existe justificación para que el tema se convierta en el centro de la tesis, hay que contar, hay que narrar, hay que ofrecer algo para que no nos sintamos engañados.
Mucho trabajo de guion parece haber quedado por hacer. Hace falta mucho más para sacar poesía del horror.

Lo mejor: Las intenciones
Lo peor: El guion
Floja

jueves, 20 de septiembre de 2012

Red lights (Luces rojas)

Título: Red Lights (Luces rojas)
Año: 2.012/ 119'/ España
Dirección: Rodrigo Cortés
Guion: Rodrigo Cortés
Música: Víctor Reyes
Fotografía: Xavi Jiménez
Reparto: Cillian Murphy, Sigourney Weaver, Robert De Niro, Elizabeth Olsen, Toby Jones, Joely Richardson, Leonardo Sbaraglia, Craig Roberts, Burn Gorman

Lo mejor de la película, incuestionablemente, es el reparto. Cada uno de los actores realiza un trabajo primoroso, desde el primero al último, pero con especial mención a Cillian Murphy, hacen esta película más interesante gracias a sus trabajos, grandísimos actores.
El guion, pese a su mérito e interés, comienza flojo, sin fuerza, jugando con cartas marcadas, sin torear, sin arrimarse. Fuegos artificiales que explotan sin nada dentro que echarse a la boca. A medida que el tiempo va pasando, la cosa va cogiendo empaque, se va esforzando por meterse en faena y acaba levantando el vuelo con oficio, no tanto de guion como de dirección, lugar en el que Cortés está mucho más fino.
Es encomiable el esfuerzo, especialmente por la ambición del proyecto y por lo que se pretende conseguir, otra cosa es que este tipo de resoluciones finales comienza a ser un tanto cansina desde que Shyamalan anda suelto.
De todas maneras, Cortés demuestra originalidad, sentido y sobre todo, futuro, porque aunque no ha llegado, está en camino.
Necesita mejores guiones pero está en camino, aquí hay una historia interesante que peca de una mala narración inicial y de concesiones al espectador al final.

Lo mejor: El reparto
Lo peor: La primera media hora
Interesante.




sábado, 15 de septiembre de 2012

Wild Bill

Título: Wild Bill
Año: 2.011/ 97'/ Gran Bretaña
Dirección: Dexter Fletcher
Guion: Dexter Fletcher, Tim Cole, Danny King
Música: Christian Henson
Fotografía: George Richmond
Reparto: Charlie Creed-Miles, Will Poulter, Liz White, Sammy Williams, Leo Gregory, Neil Maskell, Iwan Rheon.

Historia muy poderosa que tiene momentos de gran brillantez. Esos momentos vienen de todas direcciones, una excelente y calibrada banda sonora, un buen reparto donde destacan dos nombres con acento propio, por supuesto Charlie Creed-Miles que realiza una interpretación muy atinada a lo que el papel pide y Will Poulter a quien habrá que seguir, sólo conocía su aparición en la última entrega de la saga de Las Crónicas de Narnia y parece que va a ser un valor de futuro. 
El guion tiene algunos deslices fácilmente reparables pero, en general, ofrece una historia de siempre pero con matices nuevos y narrada con la suficiente sensibilidad para que, en muchos momentos, suene a nueva a pesar, cómo decía, de que juega con elementos muy trillados.
Es muy interesante el contrapunto que ofrece la película entre la narración principal y los edificios y estadios que se estaban construyendo durante el rodaje para las olimpiadas pasadas de Londres. Esos elementos, bien contrapuestos entre las dos historias y bien hilvanados al corazón de la narración, cumplen un papel muy simbólico.
Muy buen arranque para la carrera de este actor metido a director.

Lo mejor: Charlie Creed-Miles, la banda sonora
Lo peor: Algunas escenas poco arregladas
Muy recomendable




martes, 11 de septiembre de 2012

Prometheus

Título: Prometheus
Año: 2.012/ 123'/ EE.UU.
Dirección: Ridley Scott
Guion: Damon Lindelof, John Spaihts
Música: Marc Streitenfeld
Fotografía: Dariusz Wolski
Reparto: Noomi Rapace, Michael Fassbender,  Charlize Theron, Idris Elba, Guy Pearce, Logan Marshall-Green, Sean Harris, Rafe Spall, Emun Elliott, Benedict Wong, Kate Dickie, Patrick Wilson, Lucy Hutchinson, Giannina Facio

No es necesario ver esta película para comprobar dos cosas o tres cosas evidentes. Que  Fassbender es un actor consolidado y versátil lo puede uno comprobar en la filmografía de Steve McQueen, que Charlize Theron aunque tenga pocas escenas y un mal personaje, siempre lo hace dignamente también es fácil de comprobar, y, por último, que un mal guion arruina cualquier película también es axioma recurrente en la historia del cine.
Así que si uno no quiere saber que dos más dos, casi siempre dan cuatro, mejor ahorrarse esta producción.
Y mejor hacerlo porque salvando unos interesantes primeros minutos salvados por la majestuosa fotografía y la soberbia puesta en escena, la cosa se derrite al poco tiempo. Justo en el momento en el que los pulpos engendran sandías y las sandías se aparean con las liebres para procrear seres demoníacos.
Y ahí se acaba la cosa. Se acaba en el momento en el que el espectador se pregunta qué nueva recombinación tendremos que soportar, con qué nuevos bichos y bajo qué nueva perspectiva.
Porque todo el embrollo no es más que un viernes trece futurista con un Jason juguetón que se dedica a recombinarse de todos los colores. En todo caso ya lo ha dicho uno de los guiñapos de personajes que existen en este guion; si te quieres cargar tres siglos de darwinismo, pues allá tú.
Imagino la felicidad de cualquier creacionista de pro que vaya a ver la película porque, efectivamente, es una pelicula más cercana a la ficción que a la ciencia, pero mucho más. Tanto que el guion no tiene peso alguno de credibilidad.
Volviendo al principio, lo que es también comprobable es que Alien ha sido de las mejores películas del género y su memoria no se merecía nada de esto.

Lo mejor: Los cinco primeros minutos
Lo peor: El guion
Floja



sábado, 8 de septiembre de 2012

Dark Shadows (Sombras tenebrosas)

Título: Dark Shadows (sombras tenebrosas)
Año: 2.012/ 113'/ EE.UU.
Dirección: Tim Burton
Guion: Seth Grahame-Smith
Música: Danny Elfman
Fotografía: Bruno Delbonnel
Reparto: Johnny Depp, Michelle Pfeiffer, Helena Bonham Carter, Eva Green, Jackie Earle Haley, Jonny Lee Miller, Chloë Grace Moretz, Bella Heathcote, Gulliver McGrath, Christopher Lee, Ray Shirley, Alice Cooper

Otro fiasco de Burton que lleva tiempo sin dar en el clavo. Últimamente la mejor manera para convencerse de ver una película de Burton es pensar en las actuaciones de Johnny Depp, un gran actor que podría tener una carrera de mucha mayor calidad que la que atesora.
Hay actores que, sin embargo, no acaban de despegar, es el caso de Eva Green, actriz que desde The Dreamers de Bertolucci no ha vuelto a demostrar nada, aquí se encarga de destrozar un papel al que se empeña de dotar escena tras escena del mismo registro, absolutamente nada más excepto sus aclamados atributos. Da la sensación de que esta actriz se ha dado cuenta de que en determinadas películas con eso es suficiente y lo de actuar debe ser para otro tipo de películas y otro tipo de público. Su carrera da la sensación de que gana en emolumentos a la par que pierde en calidad. Desastrosa de nuevo.
A pesar de lo malo que es el guion, hay actores que sin embargo, realizan un buen papel, es el caso de una Michelle Pfeiffer que aporta un poco de calidad, junto a Depp en un reparto con varios gatillazos además de Eva Green.
El elemento excesivo de Burton no tiene porque constituir un problema si es que se utiliza como un elemento narrativo, en ocasiones, esa visión tan personal e hiperbólica ha servido para producir películas tan diferentes y originales como llenas de calidad. Cuando la exageración no está al servicio de la narración ocurren cosas como ésta, la película pierde fuerza por minutos enrocada en una suerte de delirio narrativo que no conduce más allá del aburrimiento.

Lo mejor: Johnny Depp
Lo peor: Eva Green
Mala



viernes, 7 de septiembre de 2012

Parked


Título: Parked
Año: 2.010/ 94'/ Irlanda
Dirección: Darragh Byrne
Guion: Ciaran Creagh
Música: Niall Byrne
Fotografía: Michael Moynihan
Reparto: Colm Meany, Colin Morgan, Milka Ahlroth, Stuart Graham, Michael McElhatton, Tatiana Ouliankina, Diarmuid Noyes, Mark Butler, Martin Lucey, Aoife Maloney, Will O'Connell, Andy Kellegher, Eoin Fleming, Mary Kelly, Conor MacNeill, Matti Ijäs.

Bienintencionada cinta que escarva en lugares trillados, nadie debe ser puesto de lado y un rayo de esperanza se puede encontrar en cualquier sitio, incluso en el pequeño espacio entre la aguja y la carne.
Vista desde ese punto de vista, la película posee valores, no todos cinematográficos, pero valores al fin y al cabo. 
El problema es que más allá de la buena actuación de la pareja protagonista, mejor Colin Morgan, claro; el guion se adentra en tópicos que, por querer ser original, acaba cayendo en el lugar equivocado porque toda la historia suena a previsible, casi escena por escena. Para mayor problema hay personajes muy mal planteados que arruinan una historia prometedora.
Lo cerca que la película se mueve de la realidad cotidiana de sociedades europeas en crisis supone un arranque prometedor que se va diluyendo a medida que la película opta por lo fácil escapando de la introspección. En cambio no hace si no caminar con la bandera de la esperanza en la mano pretendiendo ondearla a las primeras de turno.
Esos recursos, algunos fáciles y simplones, alejan al espectador del mensaje principal que tiene vigencia y valor pero está mal contado, al menos lo suficiente para recordar mil sitios parecidos.

Lo mejor: Colin Morgan y su voz.
Lo peor: El guion y su manía con el maniqueísmo.
Pasable




The Doomsday Book (The Doomsday Book)

Título: The Doomsday Book
Año: 2.012/ 115'/ Corea del Sur
Dirección: Kim Ji-woon, Yim Pil-sung
Guion: Kim Ji-woon, Yim Pil-sung
Reparto: Kang-woo Kim, Jun-hee Ko, Song Sae-Byok

Tres mediometrajes con un nexo de unión, la particular visión de los directores con respecto a lo que puede desencadenar, según ellos, el fin del mundo tal y como lo conocemos.
Los resultados son bastantes dispares, la primera, por nombre "The new generation", es la más floja de las tres. Un guion bastante flojo y mal actuado con resultados decepcionantes que no aportan mucho.
La segunda parte, sin embargo, es la más conseguida, una historia de corte futurista digna de Philip K. Dick. En "Heaven's Creation" un robot alcanza el estadio evolutivo más alto dentro de la filosofía budista. El consiguiente sobresalto de sus compañeros y de la empresa que lo ha creado pondrá algunas pozcas de reflexión en tono Blade Runner con buenos momentos y frases acertadas de ntro de un guion interesante y original.
La tercera parte "Happy Birthday" el surrealismo campa por sus anchas en una disparatada historia que pretende mantenerse por el gracejo que despierta, el problema es que no evoluciona y, salvando el primer minuto, no ofrece mucho más.

Lo mejor: "Heaven's creation"
Lo peor: "The new generation"
Irregular



sábado, 1 de septiembre de 2012

The Searchers

Título: The Searchers (Centauros del desierto)
Año: 1.956/ 119'/ EE.UU.
Dirección: John Ford
Guion: Frank S. Nugent
Música: Max Steiner
Fotografía: Winton C. Hoch
Reparto: John Wayne, Natalie Wood, Jeffrey Hunter, Ward Bond, Vera Miles, John Qualen, Olive Carey, Henry Brandon, Ken Curtis, Harry Carey Jr., Hank Worden, Walter Coy

Esta película de John Ford, buena y densa, tiene en John Wayne y en su personaje los mejores valores. A pesar de los problemillas de la película con algunos personajes un poco flojos, el Ethan de John Wayne es de aquellos que merecen la pena recordarse. El amargo racismo que destila el personaje es lo que tiene más peso. 
En el cine en el que por desgracia nos movemos es difícil. casi imposible, encontrar papeles como estos en los que el actor tiene que dar vida a un personaje que respira, que a pesar de ofrecer una visión amarga y pesimista parece dotar cada una de sus escenas de un magnífica combinación de elementos que le permiten ser uno de los mejores personajes que he visto en el cine. Y sencillamente lo es porque es una mezcla de claros y oscuros como la vida misma.
Como para no perdérselo.
El resto de la película no tiene el tono de ese personaje pero ya es suficiente con acompañarle. 

Lo mejor: John Wayne y su personaje de Ethan
Lo peor: Esquematismo de algunos personajes
Muy buena





Snow White and the Huntsman (Blancanieves y la leyenda del cazador)

Título: Snow White and the Huntsman (Blancanieves y la leyenda del cazador)
Año: 2.012/ EE.UU./ 127'
Dirección: Rupert Sanders
Guion: Evan Daugherty, Hossein Amini
Música: James Newton Howard
Fotografía: Greig Fraser
Reparto: Kristen Stewart, Charlize Theron, Chris Hemsworth, Sam Claflin, Ray Winston, Ian McSahne, Eddie Izard, Bob Hoskins, Toby Jones, Eddie Marsan, Stephen Graham, Nick Frost, Joey Ansah

Mal guion para una mala película. Cuando una historia necesita anclarse en referentes ya universales del cine para justificarse, mala cosa. Y este guion descansa sobre ideas que han funcionado muy bien en taquilla. Algunas de ellas han funcionado a pesar de una cierta densidad intelectual que, como se sabe, está reñida con la mayoría de los mortales.
Convertir a Blancanieves en el Elegido de Matrix puede funcionar para un tipo de espectadores pero, desde luego, no aporta ninguna novedad sino más bien confusión a este pastiche de escaso interés. 
Podría parecer que la estética sórdida y gótica que acompaña a la película tiene algún valor pero los dejes al Señor de los anillos y sus mundos tenebrosos son evidentes.
Peor paradas salen esas referencias transcorpóreas en las que Blancanieves aparece como un gurú de una nueva espiritualidad que, con su sola presencia, reverdece el cosmos. Y es que el asunto de los buenos y malos es necesario que aparezca en los cuentos porque esas historias han funcionado secularmente en los niños por la necesidad de claridad que necesitan sus cabezas. Necesitan historias fáciles, bien estructuradas y en las que los personajes no tienen esos matices que les llevan al gris, necesitan blancos y negros.
Pero en una Blancanieves diseñada para mayores esa dicotomía tan extrema entre bien y mal es perjudicial porque la falta de matices aleja la película de cualquier posibilidad de pasar la prueba del algodón.
Ese maniqueísmo resulta facilón, insultante y borreguil.
Mucho más interesante es la versión del mismo cuento inmortal que se hizo ese mismo año, una relectura del clásico en la que el esquematismo infantil sólo se retoca para dar una lectura del cuento más femenina, pero, definitivamente, mucho más inteligente.
En esta Blancanieves de Sanders pasada por el filtro de Juana de Arco y Matrix, por el filtro del Señor de los Anillos y Robin Hood, la originalidad es nula y el resultado pésimo.
Lo mismo que se dice para el guion habría que decirlo para las actuaciones. No se elige a los actores según su conveniencia para el papel, se eligen según el tirón, y así pasa lo que pasa. Kristen Stewart tiene su público pero este, según indicios, no posee un gusto refinado por el cine, así que acudirán en masa a ver a esta cándida y mal actriz destrozar su papel sin darse cuenta que no tiene ni fuerza, ni garra para un papel semejante. Charlize Theron hace lo que puede detrás del aparataje de los efectos especiales, el resto un desastre.
Viendo la película uno hasta sospecha que el famoso affair sentimental nacido a tenor de esta producción no es sino un cálculo comercial de interesantes resultados.

Lo mejor
Lo peor: Kristen Stewart, el guion, la dirección.
Mala


Seguidores

Loading...