jueves, 20 de diciembre de 2012

Amour (Amor)

Titulo: Amour (Amor)
Año: 2.012/ 127'/ Austria
Dirección: Michael Haneke
Guion: Michael Haneke
Música: Franz Schubert, Beethoven, Bach
Fotografía: Darius Khondji
Reparto: Jean-Louis Trintignant, Emmanuelle Riva, Isabelle Huppert, William Shimell, Ramón Aguirre, Rita Blanco, Alexandre Tharaud, Laurent Capelluto, Carole Franck, Dinara Droukarova

Impresionante película que supone un giro del cine de Haneke hacia un intimismo menos rimbonbante. Cada escena derrocha sutileza e inteligencia. Se puede decir que es una de las reflexiones sobre el amor más conmovedoras que he visto en el cine, porque es más radical, más sincera y más tierna. Porque se escapa de la falsedad de la misma forma que se acerca al abismo de lo que significa el verdadero amor, justo en el momento en el que más a prueba se pone la palabra, demostrando, también, que en el momento que nos toca vivir, son necesarios debates más profundos y urgentes en torno a lo que es la dignidad del ser humano. Va siendo hora de que las religiones hablen exclusivamente en los foros de quienes se las crean y que las leyes y las morales, sean rabiosamente laicas, sólo de esa manera el ser humano recuperará la absoluta dignidad que se le supone, incluso en la propia muerte, no sólo en la vida.
Haneke arriesga y sale vencedor porque su cámara y su sensibilidad han tejido una película redonda, sin fisuras, intemporal. Una obra de teatro en cuatro actos magníficamente interpretada por un dúo de protagonistas excelso, y eso sigue diciendo mucho de Haneke.
Es difícil encontrar un pero a esta película, no se puede más que aplaudir porque es muy difícil encontrar hoy en día algo parecido, no digo a la misma altura, dentro del cine occidental. 
En esa obra de teatro que Haneke nos ha regalado, la música, los libros y las paredes del apartamento que sobrellevan la obra hablan tanto o más que los personajes. Hablan de educación, de humanidad, de plenitud de una vida, de racionabilidad, de felicidad porque lo que está en la pantalla es una reflexión sobre lo que más nos aleja del estado animal que una vez fuimos, el amor y el profundo y verdadero amor tiene mucho que ver con esas palabras, o todo.
Merece atención especial, porque se puede perder entre tanto que ver y oír, el personaje de Isabelle Huppert, una auténtica declaración de intenciones sobre lo que Haneke quiere contar, sobre el compromiso.
Una bellísima película sin un sólo toque que la arruine.

Lo mejor: Haneke y los protagonistas
Lo peor:
Imprescindible


House at the end of the street

Título: House at the end of the street
Año: 2.012/ 101'/ Gran Bretaña
Dirección: Mark Tonderai
Guion: David Loucka, Jonathan Mostow
Música: Theo Green
Fotografía: Miroslaw Baszack
Reparto: Jennifer Lawrence, Elisabeth Sue, Max Thieriot, Nolan Gerard Funk, Gill Bellows, Krista Bridges, Allie MacDonald, James Thomas, Jon McLaren, Joy Tanner

Nefasta película, un paso atrás considerable en la carrera de una actriz prometedora que ofreció cosas interesantes, sobre todo en Winter's Bone. Pero semejante estropicio de película es un claro borrón en su carrera. No es justificable engrosar la carrera de un actor o actriz con estas cosas simplemente por acumular protagonismos. Muy mal olfato han tenido quienes aconsejen a esta actriz. Elizabeth Sue ya va dando tumbos hace tiempo, y no es de extrañar que se preste a esto, ya no tiene carrera que enderezar.
La dirección y el guion son tan pobres que es difícil hacer una crítica de esta producción.
Es tan previsible, se usan tan rematadamente mal los elementos típicos de una película de esta categoría de películas que no hay mucho salvable, prácticamente nada.
Continuamos por un reparto flojo, con una errática Jennifer Lawrence que salvo físico poco aporta. De ahí todo es cuesta abajo, hasta el último de los secundarios.
El guion es una pena, un conglomerado de idioteces sin sentido que debe explicarse a sí mismo para comprenderse, con una dirección tan estrambótica que es difícil considerar a este señor como cineasta. Lamentable

Lo mejor: Nada
Lo peor: El resto
No recomendable



miércoles, 19 de diciembre de 2012

Des hommes et des dieux (De dioses y hombres)

Título: Des hommbes et des dieux (De dioses y hombres)
Año: 2.010/ 120'/ Francia
Dirección: Xavier Beauvois
Guion: Xavier Beauvois
Música: Varios
Fotografía: Caroline Champetier
Reparto: Lambert Wilson, Michael Lonsdale, Olivier Rabourdin, Philippe Laudenbach, Jacques Herlin, Loïc Pichon, Xavier Maly, Jean-Mary Frin, Abdelhafid Metalsi, Sabrani Ouazani, Goran Kostic

Más interesante por lo que tiene de documental, des hommes et des dieux juega con elementos dramáticos para mantener el interés. Pero la anécdota está narrada con una quietud excesiva, tanto que a uno, si no conoce la historia previamente, le parece que está ante un falso documental. Y ahí se consiguen maneras, las más interesantes. Las relaciones entre los monjes y el pueblo al que sirven, las relaciones entre los monjes mismos, su rutina diaria, parece más interesantes que el previsible relato en torno a los religiosos. Es evidente que su historia es dramática, tremenda, es indudable que merecen un lugar en la memoria colectiva, al menos en la de los creyentes.
Otra cosa diferente, al margen de la historia de fe, es como la narración está contada. Comprendo que para aquellos que profesan la fe de los monjes, el acontecimiento es constitutivo de la esencia de lo que debe ser esa religión. Al margen de todas las desviaciones de la iglesia a la que pertenecen, observar la forma en la que estas personas asumieron su compromiso al margen de todas las recomendaciones en torno a preservar su vida, son dignas de elogio, su heroísmo es difícil de igualar.
Pero la narración no acaba de encontrar el tono para mezclar ambas historias, que parecen deshilvanadas, no hay una verdadera conexión entre el costumbrismo que posee la mayor parte de la cinta y los momentos en los que se narra la anécdota que da sentido a la película.
Parecen dos elementos cinematográficos diferentes, dos películas diferentes que tienen sus porqués diferentes.
La consistencia que gana el elemento cotidiano se ve sustentado en el buen hacer de un grupo de actores, especialmente, un inspiradísimo Michael Lonsdale.
Pero existe un cierto europeocentrismo en la cinta, o, al menos, la intención por acercarse al que piensa como yo. Frente a esa mirada, los héroes anónimos a quien nadie dedicará una película, son olvidados, marginados, porque su diferencia es demasiado insalvable ni para mercer la reflexión sobre ellos. Criticable pero comprensible, porque al fin y al cabo un muerto de aquí vale mucho más que un muerto de allí, y más dependiendo de qué cometido le lleve allí, claro.

Lo mejor: El reparto
Lo peor: Falta de estructuración del guion
Pasable


Rise of the guardians (El origen de los guardianes)

Título: El origen de los guardianes
Año: 2.012/ 97'/ EE.UU.
Dirección: Peter Ramsey
Guion: David Lindsay-Abaire
Música: Alexandre Desplat
Animación



Entre las películas infantiles que llegan a las pantallas en estas navidades, encontramos Rise of the Guardians, una película muy maniquea con tintes épicos en los que lo importante es la batalla entre fe y miedo, entre las luces y las sombras. 
Se aprovechan diferentes personajes de la parafernalia mitológica infantil para establecer una historia en la que las dos caras se ponen a prueba mutuamente. 
Algunos personajes están mejor hilvanados que otros, duele ver a Santa convertido en una especie de motorista con trineo. 
En todo caso, el mensaje es válido por el lado positivo, por el lado de que es necesario vencer al miedo. Y ahondar en el meollo del sueño americano, cualquier puede ser estrella por un día, o por toda una vida.
La forma de contar esa historia se hace mediante una guerra un tanto bélica de más para los más pequeños.

Lo mejor: El personaje de Jack Frost
Lo peor: El personaje de Santa Claus
Pasable


sábado, 15 de diciembre de 2012

The bay

Titulo: The bay
Año: 2.012/ 84'/ EE.UU.
Dirección: Barry Levinson
Guion: Michael Wallach
Música: Marcelo Zarvos
Fotografía: Josh Nussbaum
Reparto: Kristen Connolly, Christopher Denham, Andy Stahl, Kether Donohue, Michael Beasley.

Pesado experimento que bebe del éxito que o hace mucho han tenido los falsos documentales. En este caso, a pesar de que el arranque merece los minutos, enseguida naufraga porque la anécdota no da para más, Kristen Connolly es mala actriz y el guion se estancó antes de la mitad.
Ya no entremos en las consecuencias o verosimilitudes científicas del asunto, no nos metamos por allí porque todavía tenemos muy fresco el creacionismo malsano de Prometheus. En este caso, sin llegar a aquellos límitas, hay un poco de exageración en todo el caso. Es una pena porque la intención es buena, como en el Happening de Shyamalan se quiere dejar constancia del distanciamiento entre el ser humano y el resto de la naturaleza, cómo el abuso que se ejerce sobre ella puede acabar pasándonos, voluntaria o involuntariamente factura. Pero los resultados en The Bay son de trazo grueso, pobres recursos para un guion que necesitó más trabajo, mucho más.
Los actores, con la excepción de Christopher Denham, necesitan también más trabajo y todavía retengo en la retina los torpes temblequeos de algunos de ellos en algunas escenas.
Lo demás, una supuesta mirada moderna que gira en torno a las posibilidades que tiene la información para circular hoy en día. Mirada que entra en la paranoia de tener que explicar por qué es posible mantener en silencio algo si la información es casi como el mar, no tiene fronteras. Los resultados y las soluciones, flojas y absurdas. Casi como la película.

Lo mejor: No es larga
Lo peor: Kirsten Connolly
No recomendable


viernes, 14 de diciembre de 2012

The Hobbit: An unexpected journey. (El Hobbit: Un viaje inesperado)

Título: The Hobbit: An unexpectd journey (El Hobbit: Un viaje inesperado)
Año: 2.012/ 169'/ EE.UU.
Dirección: Peter Jackson
Guion: Fran Walsh, Philippa Boyens, Peter Jackson, Gullermo del Toro (Novela: Tolkien)
Música: Howard Shore
Fotografía: Andrew Lesnie
Reparto: Martin Freeman, Ian McKellen, Richard Armitage, James Nesbitt, Aidan Turner, Graham McTavish, Jed Brophy, Stephen Hunter, Ken Stott, John Callen, Adam Brown, Dean O'Gorman, William Kircher, Peter Hambleton, Mark Hadlow, Hugo Weaving, Andy Serkis, Sylvester McCoy, Cate Blanchett, Christopher Lee, Elijah Wood, Ian Holm, Barry Humphries, Jeffrey Thomas, Lee Pace, Conan Stevens, Bret McKenzie

No soy aficionado a la saga del Señor de los anillos. Eso supongo que condicionará la perspectiva del espectador. Sin embargo soy muy aficionado al cine épico. The Hobbit me ha gustado porque es cine épico bien filmado, bien estructurado y bien interpretado. Desconozco y no me interesan los vericuetos y los entresijos acerca de la relación entre la obra escrita y la cinematográfica. Me he acercado a verla porque me gusta el cine épico y había mucho de eso en el Señor de los anillos, así que era de esperar que en las aventuras del Hobbit hubiera más. No me he equivocado. 
He notado que los guionistas han hecho ímprobos esfuerzos por unir los elementos de la primera saga con los de la actual, entiendo que eso quita algo de frescura y encorseta la narración.
Pero la verdad es que me da igual, me lo he pasado muy bien porque, desde pequeño, me gusta la épica.

Lo mejor: La dirección
Lo peor: Excesivo metraje
Recomendable


Rachel, Rachel (Raquel, Raquel)

Título: Rachel, Rachel (Raquel, Raquel)
Año: 1.968/101'/ EE.UU.
Dirección: Paul Newman
Guion: Stewart Stern
Música: Jerome Moross, Erik Satie, Robert Schumann
Fotografía: Gayne Rescher
Reparto: Joanne Woodward, James Olson, Kate Harrington, Estelle Parsons, Donald Moffat, Terry Kiser

Un buen drama, por momentos muy bueno en el que llaman la atención algunas cosas.
La primera, por supuesto, la gran actuación de Joanne Woodward, mujer del director, que lleva todo el peso de la producción. Gran parte del mérito de la misma reside sobre la espalda de esta gran actriz.
En segundo lugar, una buena dirección de un actor cuyo trabajo sobresale en esta faceta más que en la primera, pero aquí es notorio de lo que era capaz. A pesar de algunos problemilla de dirección como un exceso de flash backs, sin embargo resulta muy estimulante su dirección.
A continuación hay que fijarse en la modernidad de esta película, imposible en muchos países a aquellas alturas, hablar o sugerir temas como los que aquí se traen. Porque además de lo que es evidente, el desafío ante el miedo a vivir por parte de una mujer que está entrando casi en el conjunto de las solteronas y que debe limpiar no sólo sus miedos sino el estigma de su propia madre, egoísta y posesiva. Hay momentos muy interesantes en esa relación madre hija. Lo mejor del guion para mi gusto. Existe una lenta y tensa transición en la que ambos personajes se dan la vuelta en sus relaciones de poder. Muy interesante, insisto.
Pero es que, además, la homosexualidad y el sexo extramatrimonial están aquí claramente presentes, sin ambages, sin ñoñerías y con buen gusto. Incluso el placer se convierte en otro tema colateral al principal, muy bien engarzados.
Con todos esos elementos, esta película es, a todas luces, una buena oportunidad para ver de cine de altura en un momento en el que el cine de Hollywood no había degenerado hacia otros menesteres.
Cinta sencilla, con buenas maneras, interesante y bien manejada.

Lo mejor: Joanne Woodward
Lo peor: La insistencia en el flash back
Buena



Trouble with the curve (Golpe de efecto)

Título: Trouble with the curve (Golpe de efecto)
Año: 2.012/ 111'/ EE.UU.
Dirección: Robert Lorenz
Guion: Randy Brown
Música: Marco Beltrami
Fotografía: Tom Stern
Reparto: Clint Eastwood, Amy Adams, Justin Timberlake, John Goodman, Matthew Lillard, Robert Patrick, Chelcie Ross, Bob Gunton, Scott Eastwood, Ricky Muse

Película perfectamente plana donde no existe la más mínima sorpresa. Allí por el minuto cinco, el espectador, casi cualquier espectador, puede apostar todo su dinero a que ya sabe cómo va a finalizar cada uno de los hilos abiertos, cómo va a evolucionar cada uno de los personajes y el número de escenas que destrozará Justin Timberlake.
Lo de este chico o señor o lo que sea, es dramático, sólo es posible comprender su inclusión en el mundo del cine porque se lo haya ganado a base de dinero sobornando a directores y productores con lo que ha amasado con los gorgoritos. Su aire pseudonatural es más engolado que otra cosa, no tiene registro, ni gracia. No es buen actor.
Amy Adams, en cambio, demuestra cosas, demuestra, al menos, cieta versatilidad con la que su carrera va engarzando eslabones. Todavía por decidir en qué tipo de actriz se va a convertir, pero tiene madera.
De Eastwood nos quedan un par de gestos y un par de gruñidos, mala película para un director que ha dado tanto al cine, deberían elegirse sus apariciones de manera que se rindiera ya un homenaje en vida a su figura. No esto.
Porque Trouble with the curve es un pesadísimo telefilm con fórmulas tan estereotipadas que nos lo podemos ahorrar. De arriba abajo y de principio a fin. También es verdad que no entiendo nada de baseball, gracias al cielo.

Lo mejor: Amy Adams
Lo peor: El guion y el director
No recomendable

lunes, 10 de diciembre de 2012

Shuffle

Título: Shuffle
Año: 2.011/ 82'/ EE.UU.
Dirección: Kurt Kuenne
Guion: Kurt Kuenne
Música: Kurt Kuenne
Fotografía: Kurt Kuenne
Reparto: T. J. Thyne, Paula Rhodes, Chris Stone, Meeghan Holaway, Dylan Sprayberry, Elle Labadie, Michelle Krusiec, Patricia Belcher, Tamara Taylor, Ashley Ann-Michaels

Shuffle tiene cosas interesantes y otras menos. Mientras no se desenreda el asunto, la narración resulta interesante, a pesar de que hay grandes películas que han utilizado el mismo artilugio instrumental, sin embargo Shuffle, pensando también en su bajo presupuesto, los utiliza más que dignamente.
La identidad del sujeto a través del tiempo es arrinconado debido a la utilización de un recurso que aparece como punto de giro que es perfectamente asumible, y nos metemos en la búsqueda a través del tiempo de ese elemento que aparece como la clave de tanto ir y venir. Y encontramos los mejores momentos, aquellos en los que el protagonsita se mete a detective. Al estilo de Memento (Nolan, 2.000), tiene una misión, un algo que desentrañar en medio de ese caos incoherente. 
Los problemas vienen cuando la cosa se pone almibarada, cuando de la búsqueda no parece salir más que un manual de autoayuda, de esos que las librerías suelen catalogar como filosofía a pesar de que todo parecido es pura anécdota, por lo menos para quienes han leído unas líneas de filosofía.
Y ese manual de autoayuda, cargado con el consabido lema de que el amor lo puede todo, resulta, cuanto menos cursi. Y así arruinamos las buenas cosas de los treinta minutos centrales, aquellos en los que el personaje había decidio conocerse, aquellos en los que las relaciones entre los mismos se construían de modo arquitectónico delante de la vista. Pero todo eso se viene abajo como un castillo de naipes a base de cursilería y un manual comprimido de autoayuda con el final correspondiente. Ni siquiera la conmiseración por el bajo presupuesto salva ese grave defecto.


Lo mejor: La primera media hora.
Lo peor: Los últimos quince minutos.
Pasable

The Bourne legacy (El legado de Bourne)

Título: The Bourne legacy (El legado de Bourne)
Año: 2.0112/ 135'/ EE.UU.
Dirección: Tony Gilroy
Guion: Tony Gilroy, Dan Gilroy
Música: James Newton Howard
Fotografía: Robert Elswit
Reparto: Jeremy Renner, Rachel Weisz, Edward Norton, Joan Allen, Albert Finney, Oscar Isaac, Scott Glenn, Stacy Keach, David Strathairn, Corey Stoll, Donna Murphy, Paddy Considine

Se parte la línea de las anteriores entregas, pero es lógico, algún giro había que darle al asunto. El problema es que se pierde guion y se ganan mamporros y carreras. En ese sentido estamos cerca de una película de 007, a pesar de que el ritmo y la acción están muy bien llevadas. Pero, ineludiblemente, se pierde guion e interés.
A cambio el ritmo asume el papel estelar, con un buen Jeremy Renner y algunas escenas verdaderamente dignas de la mejor película de acción.
El problema es que hay actores que no están a la altura y los nexos de unión con las anteriores entregas quedan deslucidos. Muy deslucidos.
Pero tampoco podemos engañarnos, como película de acción es buena, hay un par de escenas muy interesantes.

Lo mejor: Jeremy Renner
Lo peor: Rachel Weisz
Interesante






sábado, 1 de diciembre de 2012

Beasts of the southern wild (Bestias del sur salvaje)

Título: Beasts of the southern wild (Bestias del sur salvaje)
Año: 2.012/ 91'/ EE.UU.
Dirección: Benh Zeitlin 
Guion: Benh Zeitilin, Lucy Alibar
Música: Dan Romer, Benh Zeitlin
Fotografía: Ben Richardson
Reparto: Quvenzhané Wallis, Dwight Henry, Levy Easterly, Lowell Landes, Pamela Harper, Gina Montana,  Nicholas Clark, Jovan Hathaway

Es sorprendente lo bien que actúa la protagonista, existen escenas en las que el imán que provoca en la pantalla, literalmente produce un magnetismo irresistible. Otra cosa es un guion que utiliza el realismo mágico y otros elementos pero que da la sensación de que no sabe muy bien qué hacer con ellos, y si lo sabe, no ha conseguido transmitir.
Este canto a la libertad con reminiscencias de lo que ocurrió con las inundaciones de New Orleans de hace unos años, mantiene el tipo tanto en cuanto ha sabido encontrar un papel para que Quvenzhané Wallis se exprese a sí misma. Hay un desfase entre su edad y lo que dice, existe un desajuste entre sus frases y su edad, pero su cara dice todo lo que el guion no ha sabido transmitir.
Más allá del sugerente y obvio homenaje a la individualidad y a no seguir las reglas sociales más convencionales, la película no sabe seguir los sentimientos que tan bien conduce la banda sonora, activa y sugerente. 
Falta trabajo, falta mensaje, falta algo más que buenas intenciones y una gran actriz.
En todo caso merece la pena el viaje porque se sale de lo convencional y está cerca de conseguir algunas de sus metas y, en todo caso, interesante para un debut.

Lo mejor: Quvenzhané Wallis
Lo peor: El guion
Interesante


Seguidores

Loading...