domingo, 12 de enero de 2014

Soshite chichi ni naru (De tal padre, tal hijo)


Título: Soshite chichi ni naru (De tal padre, tal hijo)
Año: 2.013/120'/Japón
Dirección: Hirokazu Koreeda
Guion: Hirokazu Koreeda
Fotografía: Mikiya Takimoto
Reparto: Masaharu Fukuyama, Yoko Maki, Jun Kunimura, Machiko Ono, Lily Franky





La más floja de las películas de Koreeda que he visto. No mantiene el interés porque no hay una reflexión con sentido. Se pierde en una maniqueísmo excesivo que arruina la posibilidad de extrapolar la historia a la sala; ya no digamos más allá.
El guion no se centra en sus posibilidades. Parece que siempre va a venir el momento en el que se profundice en algo pero nunca ocurre. En vez de eso, se pierde en una falta de sentido común que sólo nos deja las dudas del salto cultural, pero nada más.
En todo caso, no parece que el salto cultural sea suficiente para explicar por qué los personajes son tan planos, a veces tan absurdos, tan ilógicos, insensibles o alocados y, lo que es peor, aburridos.
El guion perdió en las primeras páginas la posibilidad de dar un punto de vista acerca de algo que bien podría haber sido su objetivo. Pero no lo hace, se queda en una anécdota de poca enjundia que no arremete con nada, que sorprende porque ni siquiera navega antes de naufragar.
Ni los sentimientos, ni la naturaleza humana, ni retazos de una sociedad, ni la infancia, ni las relaciones padre-hijo, nada de eso, que bien podría ser el caso, está en el punto de mira de una película que sólo parece dejarnos el mensaje de que el sentido común es el mejor de los sentidos. Pero para eso, que además, ni está bien contado, no hacía falta gastarse el dinero.
Esperemos que este gran director pronto encuentre buenas historias, porque ha demostrado que las sabe contar.

Lo mejor: El reparto
Lo peor: El guion
Floja


La Grande Bellezza (La gran belleza)


Título: La Grande Bellezza (La gran belleza)
Año: 2.013/ 142'/ Italia
Dirección: Paolo Sorrentino
Guion: Paolo Sorrentino, Umberto Contarello
Música: Lele Martichelli
Fotografía: Luca Bigazzi
Reparto: Toni Servillo, Carlo Verdone, Sabrina Ferilli, Serena Grandi, Isabella Ferrari, Giulia Di Quilio, Luca Marinelli, Giorgio Pasotti, Massimo Popolizio.



Película personal que posee una buena dosis de surrealismo y que juega hábilmente sus virtudes para tapar, con las mismas armas, sus defectos.
Parece mentira que una película tan subjetiva en la que el director y guionista parece dedicarse a plasmar sus puntos de vista sobre lo divino y lo humano haya alcanzado tanto éxito. Pero quizás no sea tan extraño porque una de las primeras cosas que sorprende, en cuanto nos hemos repuesto del fundido en negro final, es de la veracidad de la cámara de Sorrentino, no hay concesiones a nada ni a nadie, ha contado lo que le ha dado la gana y como le ha dado la gana. 
Y ese contar que es esencial a La Grande Bellezza es otro de sus nudos fundamentales. La película se engarza en una serie de capítulos, en apariencia desconectados, que tienen su nexo de unión en cómo afectan al personaje principal, a Jep Gambardella. Esas pequeñas microhistorias nos dejan ver, en conjunto, cómo es el universo del protagonista y, más aún, cómo es su forma de estar arrojado en el mundo.
Y ese es otro de los principales activos de la película, el personaje de Jep Ganbardella es humano, real, cínico, creíble, irresponsable, vividor, atractivo; que tiene, en fin, todas esas características de muchas de esas cosas que llamamos gente. Pero es que, además, a Jep le da vida un soberbio Toni Servillo que en cada calada de su cigarrillo construye un personaje denso y poderoso.
El tercer pilar sobre el que se asienta la película es una cuidadísima estética postmoderna. Algo muy de moda que se utiliza para desvirtuar los modelos ilustrados y dejarnos a merced de un personaje de corte existencialista con pocas fisuras a excepción de un núcleo neo-romántico.
Pero esas fortalezas no deben engañarnos a la hora de descubrir las carencias de la película, que las hay. Para empezar, las críticas duras y constantes al mundo del arte y a la sociedad italiana actual enmascaran problemas con un guion deshilachado. Muy visceral pero poco madurado. Una panoplia de mis gustos y disgustos al estilo de lo peor de Facebook que nos lleva de la mano con unos golpes teatrales muy del estilo del primer Tarantino, incluidos los revivals de la estudiada banda sonora.
No nos engañemos porque asistimos a un gracejo que esconde, a la manera del Tributo a Carlos Paredes de Edgar Pera, la exaltación de mi punto de vista sobre mi ciudad favorita, en este caso Roma y no Lisboa, pero el intenso documental que propone el buen director portugués para su sensibilidad, no da para organizar una obra maestra en el caso de Sorrentino.
Aunque, en todo caso, uno, y más si es travieso, se lo pasa muy bien. Y eso a pesar de que la belleza pueda no tener la misma definición para el espectador, que para Trecet o que para el director.


Lo mejor: Toni Servillo
Lo peor: Indefinición
Recomendable



21 (21 Black Jack)


Título: 21 (21 Black Jack)
Año: 2.008/EE.UU./123'
Director: Robert Luketic
Guion: Peter Steinfeld, Allan Loeb (Libro: Ben Mezrich)
Música: David Sardy
Fotografía: Russell Carpenter
Reparto: Jim Sturgess, Kate Bosworth, Laurence Fishburne, Kevin Spacey, Liza Lapira, Josh Gad, Aaron Yoo, Sam Golzari



Aburrida película que si se hubiera quedado en un corto, quizás mantendría la atención. El guion está trufado de los elementos necesarios para que los productores se queden contentos y recuperen, con creces, el dinero que han invertido. Un reparto de ciertas alturas en el que destaca un Kevin Spacey que no debió de haber aceptado este trabajo que sólo añade sombras a su carrera, es lo más interesante.
No hay mucho que desentrañar de esta producción más apta para sábado por la tarde. Se le ve venir de lejos, de demasiado lejos y el único aliciente de ver al cazador cazado no es lo suficientemente atractivo para mantenernos en vilo. Menos mal que los responsables del elenco decidieron que unos primeros planos de Bosworth quedarían bien. De lo contrario los fallos del guion arruinarían por completo la tarde.

Lo mejor:
Lo peor: Previsible, aburrida, plana
No recomendable.



Seguidores

Loading...