sábado, 25 de agosto de 2012

Emergo (Apartment 143)

Título: Emergo (Apartment 143)
Año: 2.011/ 78'/ España
Dirección: Carles Torrens
Guion: Rodrigo Cortés
Música: Víctor Reyes
Fotografía: Óscar Durán
Reparto: Kai Lennox, Michael O'Keefe, Rick González, Fiona Glascott, Gia Mantegna, Fermí Rexach, Marcel Barrena, Francesc Garrido, Damian Roman.

Lamentable película que lo único que intenta es copiar el formato de la saga de Paranormal Activity, para que el plagio no sea sonrojante, el guionista ha creído oportuno hacer una serie de disquisiciones de corte psicológico que bien vale escucharlas para comprender que mejor le iría a esta cinta si hubiera elegido el tono del humor. 
No se puede ver a gusto esta producción si no es a base de humor, sólo así se puede entender que se vincule una enfermedad como la esquizofrenia con fenómenos paranormales de tipo poltergeist y nos quedemos más frescos que una lechuga.  
Si a eso le añadimos la penosa interpretación de Kai Lennox y compañía, el mérito es del espectador por aguantar hasta el final.
El cine español ha ofrecido en los últimos lustros cierto nivel con películas de miedo psicológico y terror, pero no puede ser que todo valga y menos esto.
Una ruina sin pizca de originalidad y bastante mentecato suelto.

Lo mejor: No es muy larga
Lo peor: Kai Lennox
Muy mala.

viernes, 24 de agosto de 2012

The Lincoln Lawyer (El inocente)

Título: The Lincoln lawyer
Año: 2.011/ 119'/ EE.UU.
Dirección: Brad Furman
Guion: John Romano (Novela: Michael Connelly)
Música: Cliff Martínez
Fotografía: Lukas Ettlin
Reparto: Matthew McConaughey, Ryan Phillippe, Marisa Tomei, William H. Macy, Josh Lucas, Laurence Mason, Frances Fisher, John Leguizamo, Michael Peña. Margarita Levieva, Bob Gunton, Reggie Baker, Mackenzie Aladjem, Bryan Cranston, Michael Pare

Película que tiene muchas cosas buenas, muchas. Para empezar por algún lado hay que hacerlo por Matthew McConaughey, actor que nos tenía acostumbrados a otro tipo de desempeños pero que, en sus úlltimos trabajos parece querer enderezar su carrera a marchas forzadas, su trabajo en Bernie de Linklater, 2.011, y el que realiza en esta producción, son papeles de un gran actor. Aquí, además, su registro es muy variado y sale de todas las escenas, incluidas las más difíciles, con muy buena nota. Ojalá continúe por el mismo camino. 
Otra que tiene una carrera con más brillo y que, últimamente, también reverdece laureles es Marisa Tomei. Ryan Phillippe no es el de Fanklin, McMorrow, 2.008, pero no amarga la película. 
A estos tres espadas hay que sumar el ramillete de soberbios actores latinos, empezando por un siempre sobresaliente Michael Peña.
Otra buena noticia para la producción es que, pesa a introducirse en varios registros como el thriller o el drama judicial, sin embargo sale del embrollo con mucho aire. Existen pequeños problemitas de guion pero que se pasan por alto porque la película está bien contada, muy bien contada, no hay nada que sobre, salvo pequeñas cosas como qué gana el maleante clave en la tela de araña que teje el abogado, pero en general, no sobra nada.
La cámara es correcta, peca en algunas escenas de esa manía que les ha dado ahora a algunos directores de mover la cámara sin ton ni son buscando originalidad, pero no es lo suficientemente excesivo para marearse.
Más allá de la anécdota que cuenta, se dejan entrever los suficientes caracteres psicológicos par que la película deje un regusto positivo porque hay un buen trabajo. Por lo menos interesante.

Lo mejor: Matthew McConaughey
Lo peor: Algo larga
Interesante



lunes, 20 de agosto de 2012

Shi gan (Time)

Título: Shi gan (Time)
Año: 2.006/ 97'/ Corea del Sur
Dirección: Kim Ki-duk
Guion: Kim Ki-duk
Música: Hyung-woo Noh
Fotografía: Jong-moo Sung
Reparto: Jung-woo Ha, Ji-Yeon Park, Hyeon-a Seong, Yeong-hwa Seo

 Nadie va a descubrir a estas alturas a Kim Ki-duk uno de los directores más personales y originales de las últimas décadas dentro del cine asiático. Películas como Bin-jip (Hierro 3, 2.004) o Hawl (El Arco, 2.005), han pasado a la historia por sus inquietantes historias y el poder de seducción de su cámara.
Esa cámara sigue estando en la sorprendente Shi gan, una historia con toques surrealistas cuyo guion tiene similitudes con los de Almodóvar. Personajes encerrados en sus propias trampas que eligen caminos complicados y enrevesados para intentar revertir la situación.
En este caso es el paso del tiempo, o mejor, el efecto del paso del tiempo en las relaciones sentimentales, lo que ocupa el centro del guion de Kim Ki-duk.  
La lucha casi cómica que la protagonista principal emprende contra esos efectos, acaba convirtiéndose en un drama de tintes psicológicos en el que casi desaparece el elemento principal en aras de plasmar esos caracteres psicológicos. 
Menos lograda que otras películas de este director, sigue la senda de las películas rodadas en esos años.
Interesante.

Lo mejor: El guion
Lo peor: Algunas interpretaciones un tanto excesivas.
Interesante.


sábado, 18 de agosto de 2012

Half Nelson

Título: Half Nelson
Año: 2.006/106'/ EE.UU.
Dirección: Ryan Fleck
Guion: Ryan Fleck, Anna Boden
Música: Broken-Social-Scene
Fotografía: Andrij Parekh
Reparto: Ryan Gossling, Shareeka Epps, Anthony Mackie, Monique Curnen, Deborah Rush, Jay O. Sanders, Tina Holmes.

El título rebuscado de esta cinta le da a uno muchas pistas sobre lo que vemos. Inmovilización de un personaje sobre otro y viceversa, inmovilización de contrarios para lograr que los contrarios se compensen, para que de las dos tempestades llegue alguna calma.
Ryan Gossling es uno de los actores más interesantes desde hace unos años, ha tenido una presentación y un ascenso tan meteóricos que casi es imprescindible ver todos sus desempeños, incluso la de las peores producciones.
El director, Ryan Fleck, perla su carrera con otra buena cinta.
Aquí da muestras de lo gran actor que es, una interpretación intensa, sesuda, humana, tensa, un lujo. La demostración de lo que es una actuación moderna.
Por otro lado, la película tiene suficiente consistencia para acompañar la soberbia actuación de Gossling. Una historia filmada con mucho oficio y suficiente originalidad en la que los dos personajes ejercen de contrapeso del otro, ambos peligran, cada uno a su manera, de caer en un pozo sin fondo del que no parece que sea fácil escapar. Ambos vienen de ambientes diferentes, ocupan roles sociales diferentes, estratos diferentes, sin embargo se atraen como opuestos que son. No saben muy bien por qué, quizás son leyes naturales, las mismas que llevan a cada quien a su sitio. 
Pero hay algo que tuerce el asunto, ambos, al pivotar sobre sí mismos, se atraen. Y el resultado de esa atracción es que ambos se inmovilizan para quedar suspendidos en un delgado alambre que les separa del desastre. Quizás como todos.

Lo mejor: Ryan Gossling
Lo peor
Buena

viernes, 17 de agosto de 2012

A.C.A.B: All Cops Are Bastards

Título: A.C.A.B. (All Cops Are Bastards)
Año: 2.012/ 112'/ Italia
Director: Stefano Sollima
Guion: Danielle Cesarano, Barbara Petronio, Leonardo Valenti
Música: Mokadelic
Fotografía: Paolo Carnera
Reparto: Pierfrancisco Favino, Filippo Nigro, Andrea Sartoretti, Marco Giallini, Roberta Spagnuolo, Domenico Dieli.

Cargada de tópicos hasta decir basta, esta cinta no acaba de despegarse ni un ápice de lo que uno espera viendo el cartel. Todo ello se ve trufado de algunos desacertados escarceos por la moral de la sociedad italiana y digo desacertados porque se hacen mal y a destiempo, sin tacto, sin gracia, simplemente buscando la carnaza con lo más fácil y obvio.
Para rematar las cosas, existe una condescendencia para con los criminales, estén del lado que estén, se juega, peligrosamente, con una serie de justificaciones a sus acciones que no significan más que otra concesión a la pantalla.
En este bosque de lugares comunes en el que es posible anticipar la siguiente escena casi con exactitud, los actores son lo único salvable en este desaguisado. A pesar de que tampoco ninguno de ellos destaca, sí que hay un desempeño aceptable tratándose de las circunstancias.
Lo más grotesco es el punto de giro del copersonaje principal, ni pies ni cabeza.

Lo mejor: Algún actor secundario.
Lo peor: El guion
Floja

lunes, 13 de agosto de 2012

Snatch (Snatch, cerdos y diamantes)

Título: Snatch (Snatch, cerdos y diamantes)
Año: 2.000/ Gran Bretaña /104'
Director: Guy Ritchie
Guion: Guy Ritchie
Música: John Murphy
Fotografía: Tim Maurice-Jones
Reparto: Benicio Del Toro, Dennis Farina, Vinnie Jones, Brad Pitt, Rade Serbedzija, Jason Statham, Alan Ford, Mike Reid, Robbie Gee, Lennie James, Ewen Bremner, Jason Flemyng, Stephen Graham

Comedia coral que narra en clave de humor los bajos fondos londinenses con personajes sacados de la parodia y la exageración.
Tiene la película un ritmo endiablado que le viene como anillo al dedo a lo que se cuenta. De todas maneras sufre un tanto el guion de demasiados dejes a las películas de Tarantino. especialmente recuerda demasiado a Pulp Fiction, 1994, para que se la pueda juzgar con absoluta imparcialidad.
Lo que resalta de esta película es el reparto, geniales actores que dan lo mejor de sí mismos. Benicio Del Toro, a pesar de su corta actuación, y Brad Pitt, especialmente este último, aparecen como lo más destacado de un ramillete de actores poderoso, divertido y muy profesional. De hecho buena parte de los errores del guion se maquillan con este gran reparto.
Brad Pitt, un gran actor, da aquí pruebas sobradas de lo que es capaz de hacer con un personaje muy agradecido al que dota de una forma de hablar que ya es medio personaje. Por eso es imprescindible, como siempre, ver la película en versión original.


Lo mejor: Brad Pitt
Lo peor: Los dejes tarantinianos.
Interesante.




  

sábado, 11 de agosto de 2012

The tall man

Título: The tall man
Año: 2.012/ 115'/ EE.UU.
Director: Pascal Laugier
Guion: Pascal Laugier
Música: Jeff Danna
Fotografía: Kamal Derkaoui
Reparto: Jessica Biel, Jodelle Ferland, Stephen McHattie, Jakob Davies, William B. Davis, Samantha Ferris, Katherine Ramdeen, Kyle Harrison Breitkopf, Teach Grant, Alicia Gray, G. Michael Gray, Eve Harlow, John Mann, Jodi Sadowsky, Garwin Sanford, Josh Strait, Colleen Wheeler.

Primera película de la aventura noreamericana de Paul Laugier. Nos ofrece una película partida por la mitad con demasiadas reminiscencias del primer M. Night Shyamalan, demasiado parecida la estructura del guion para que pasen desapercibidas las mismas soluciones, casi los mismos golpes de giro. Y como el primer Shyamalan, (aquel de the Village, 2.004, Signs, 2.002, o The sixth sense, 1.999) es tan interesante, la película y el guion de Laugier merecen en ocasiones la pena a pesar de la falta de originalidad manifiesta.
No tanto la primera parte de la película, deslavazada, carente de ingenio, copia vulgar de muchas malas películas que pasan sin pena ni gloria por las fronteras de las series B. Con una Jessica Biel errática que no parece encontrar su hueco entre tanto feísmo y decadencia. Algunos problemas de estructura y de guion dan paso a unas escenas de acción desenfocadas y exageradas. Pero, a partir de ahí, el asunto se reconduce con los mejores momentos de la película que coinciden con la entrada en cámara de buena parte de los secundarios quienes, liderados por un gran Stephen McHattie, consiguen reconducir la situación y dejar la belleza de Jessica Biel para los primeros planos y la taquilla. Aquí la cámara reproduce planos de las grandes películas de intriga con demasiados planos desde el helicóptero de los intrigantes bosques.
El asunto mejora con una buena segunda parte donde la narración mejora con creces, en la que los personajes absurdos y perdidos, reencuentran su lugar gracias a la mejora de la narración y a las explicación razonables y por momentos brillantes de lo que al principio parecían errores.
En definitiva, un golpe Shyamalan que, sin llegar a las cotas del maestro, alcanza su interés.

Lo mejor: Los secundarios.
Lo peor: La primera media hora.
Pasable.


miércoles, 8 de agosto de 2012

Bernie


Título: Bernie
Año: 2.011/ 104'/ EE.UU.
Dirección: Richard Linklater
Guion: Richard Linklater, Skip Hollandsworth
Música: Graham Reynolds
Fotografía: Dick Pope
Reparto: Jack Black, Shirley MacLaine, Matthew McConaughey, Rick Dial, Gary Teague, Tommy G. Kendrick, Mona Lee Fultz. Wendy Crouse, Grant James, Juli Erickson

Lo más grave de esta propuesta es que difícilmente podemos justificar su existencia después de verla. Parece que se cometen, últimamente, un buen número de atrocidades en el mundo del cine con la justificación de que detrás existe un poso de realidad. En este caso, el poso de realidad que está detrás de la película no añade más que un cierto estupor porque no se comprende qué es lo que hay de comedia en esta historia, ni en el fondo ni en la forma.
Hace tiempo que no se puede considerar a Jack Black como un actor, y de comedia menos. Sus actuaciones se cuentan por fiascos, se puede entender que su estilo cale en determinado tipo de público pero cuando nos tomamos esto en serio su nombre no puede estar en ninguna quiniela y para más detalles basta con echarle un vistazo a esta película. La aparición de Shirley MacLaine tampoco se traduce en un salto cualitativo.
La historia no tiene misterio, un señor mata a una señora. Lo que parece que es susceptible de risa es la reacción de sus convecinos, la supuesta frivolidad con la que la gente de aquellas latitudes se pueden tomar esto de la ley. Pero ese punto no se acompaña con el suficiente peso a lo largo de la película y el cansino recurso de las entrevistas aburre, despista y no ofrece ni una sonrisa.
No hay peor defecto para una película que no encontrar historia alguna y observar como la pretensión de originalidad a la hora de contar un asunto pretenda suplantar lo que es un grito a voces, no hay historia.
El ritmo de la narración también es aburridamente cansino porque el punto de giro está muy lejos del principio con lo que el escaso interés se pierde cuando este aparece e, insisto, Jack Black no es un sustituto de un guion, al menos por el momento.

Lo mejor: Mtthew McConaughey
Lo peor: El guion y la dirección.
No recomendable.


lunes, 6 de agosto de 2012

Book chon bang hyang (The day he arrives)

Título: Book chon bang hyang (The day he arrives)
Año: 2.011/ 79'/ Corea del Sur
Dirección: Hong Sang-soo
Guion: Hong Sang-soo
Música: Yongjin Jeong
Fotografía: Hyungkoo Kim
Reparto: Yu Jung-sang, Song Seon-mi, Baek Jong-hak, Kim Sang-jung


A medio camino entre Woody Allen y Grounghog day, esta película ofrece algo verdaderamente difícil de contar y sin embargo lo hace de una manera inteligente, tierna y sencilla, lo suficiente para que parezca a simple vista que existe un pequeño bucle en el que se ha perdido la narración, pero realmente no es así.
Existe un momento en la película que da sentido a toda la narración porque argumenta lo que parece ser la línea maestra de la misma. Las cosas no ocurren por razones, por fuertes que estas parezcan, es el ser humano el que a base de indicios cree encontrar un sentido a todos esos pequeños hechos cotidianos insertándolos en nuestro todo con sentido. Tampoco es que esto sea demasiado original, Hume allá por el siglo XVIII ya expresaba sus dudas al principio de causalidad sospechando que nosotros rellenábamos la vida más de lo debido, al menos más de lo debido científicamente.
Lo meritorio de Hong Sang-soo es que ha sorteado la dificultad de narrar algo como eso de una forma sobresaliente. Las palabras son las que montan las imágenes de la narración, si alteramos alguna de ellas, alteraremos, por tanto, la narración. El poder del discurso también es una idea antigua, Nietzsche aseguraba con toda razón que ellas, las palabras, arman nuestra valores, inauguran nuestras formas de pensamiento, basta con modificarlas para que se altere por completo nuestra estructura mental y moral.
Y eso es, así de simple, lo que ofrece esta producción, una suerte de reflexión en torno a lo que las palabras son para el cine y para la vida. 
Se hace con sumo cuidado, y con relucientes toques de un humor muy inteligente acompañado de un cuarteto de actores muy meritorio.

Lo mejor: el guion
Lo peor:
Muy recomendable


domingo, 5 de agosto de 2012

Jodaeiye Nader az Simin (Nader y Simin, una separación)

Título: Jodaeiye Nader az Simin (Nader y Simin, una separación)
Año: 2.011/ 123'/ Irán
Director: Asghar Farhadi
Guion: Asghar Farhadi
Música: Sattar Oraki
Fotografía: Mahmoud Kalari
Reparto: Peyman Moaadi, Leila Hatami, Sareh Bayat, Shahab Hosseini, Sarina Farhadi, Kimia Hosseini, Babak Karimi, Ali-Asghar Shahbazi, Shirin Yazdanbakhsh

Es imperativo seguir la pista de las películas premiadas y seleccionadas con el premio de la Academia de cine estadounidense a las películas de habla no inglesa, no defraudan. Además suele ser un ejemplo, como en este caso, de que con poco dinero se puede hacer mucho en esto del cine. Asghar Farhadi ejecuta una película muy bien trazada en la que existe un verdadero encaje de bolillos para decir lo que se quiere decir pero sin molestar demasiado, no vaya a ser.
Dos sociedades que conviven en un mismo país, separados por tantos prejuicios religiosos como ignorancia se retratan con maestría y sensibilidad. Hay demasiado en esta producción como para querer atraparlo en algunas frases; las mujeres, siempre la situación de las mujeres cuando hablamos de cómo la sinrazón religiosa atenaza esa formidable fuerza motora, no nos olvidemos que en nuestras sociedades hemos sufrido esa estupidez no hace demasiado tiempo. El papel de la religión dentro de una sociedad no debe escaparse del ámbito privado y cuando lo hace sufrimos la confusión casi de cualquier esfera con lo religioso, la ley, la educación, la política e incluso la sexualidad se ven dañadas por esa confusión de esferas que ojalá pronto desparezca de cualquier país.
Hay aquí un pequeño lunar en la película, se abarca mucho, se quiere decir mucho y, a pesar del metraje, da la sensación de que queda mucho todavía por decir.
Utilizar la anécdota como vehículo para transmitir el gran mensaje de la película es sin duda un gran acierto, más, si cabe, porque el costumbrismo de la cámara y de la historia nos llevan a donde quieren sin aparente esfuerzo. La película ofrece concomitancias con las mejores películas rumanas de los últimos años, aquellas en las que casi en broma casi en serio, podemos escudriñar lo más íntimo de un país sin apenas aspavientos.
El trabajo de los actores es sobresaliente, excelso en algunos casos, un ejemplo de cómo dar vida a papeles tan complicados con una cordura exquisita.
Lo mejor de todo es que en medio de las peculiaridades propias de esta película casi cualquiera en cualquier lugar puede verse retratado con leves diferencias.
Un gran ejemplo para cines tan llorones de otras latitudes.

Lo mejor: El guion
Lo peor: El metraje podría verse acortado.
Muy recomendable


Jeff who lives at home (Jeff y los suyos)


Título: Jeff who lives at home (Jeff y los suyos)
Año: 2.011/ 83'/ EE.UU.
Dirección: Jay Duplass, Mark Duplass
Guion: Jay Duplass, Mark Duplass
Música: Michael Andrews
Fotografía: Jas Shelton
Reparto: Jason Segel, Ed Helms, Judy Greer, Susan Sarandon, Katie Aselton, Steve Zissis, Ernest James, Zac Cino

Película tan bien intencionado como su propia banda sonora. Es fácil pero no en el mal sentido de la palabra, aunque un poco sí; la sencillez de sus planteamientos la hace ligera pero con dosis suficientes de interés, tantas como los guiños a la realidad que una y otra vez plantea. Pero esa facilidad no permite que la película levante el vuelo más allá de lo que se ve, y ahí se acaba todo.
Con los tiempos que corren, no está de más que nos planteemos, otra vez, por enésima vez, que las personas no son su trabajo, son lo que hacen a lo largo de las veinticuatro horas del día, son sus hobbies, sus palabras, sus amigos y las cervezas que toma. Todo eso y más es alguien, también su trabajo pero no exclusivamente. Jeff necesita encontrar su camino y el destino le juega una pasada que entristece un tanto el devenir general de la película, con el esfuerzo que se había hecho previamente, el final resulta abrupto, pueril a fuerza de bien intencionado.
Pero eso no quita para que las virtudes de la película se desvanezcan de buenas a primeras. Ni mucho menos, no estamos hablando de una candidata a la mejor película del año pero sí de una historia que enternece y que se agradece porque hay veces que mejor sería que la vida transcurriese como en las películas. Y mientras vemos a Jeff y vemos cómo se desarrolla el guion de los Duplass, con sus dejes Thelma & Louise y todo, no nos deja de acosar la idea de lo fácil que podría ser todo si la gente se creyese el cine.
Lo mejor: Los actores
Lo peor: Los últimos diez minutos
Pasable

jueves, 2 de agosto de 2012

When Nietzsche wept (El día que Nietzsche lloró)


Título: When Nietzsche wept (El día que Nietzsche lloró)
Año: 2.007/ 105'/ EE.UU.
Dirección: Pinchas Perry
Guion: Pinchas Perry
Guion: Sharon Farber
Fotografía: Georgi Nikolov
Reparto: Ben Cross, Armand Assante, Katheryn Winnick, Joanna Pacula, Jamie Elman, Michal Yannai, Rachel O`Meara, Andreas Beckett, Ayana Haviv


Sería muy fácil jugar con el nombre del director para justificar este despropósito. La película es mala, de cabo a rabo, de principio a fin, desde las interpretaciones al guion, desde la dirección hasta el último de los actores.
No existe justificación en la literatura para este despropósito, el libro de Yalom está basado en una premisa un tanto descabellada pero su lectura posee momentos de interés aunque es cierto que peligra el resultado final por la  premisa tan disparatada que maneja.
Convertir a Nietzsche en psicoanalista y terapeuta de Breuer no sólo es un absurdo sino una falta de respeto para el propio filósofo y para el psicoanálisis.
Pero lo peor no es eso, no es que se juegan con las teorías y los personajes de manera ridícula y absurda, lo peor es un guion bastante memo en el que los personajes son verdaderos guiñapos que recitan cómo pueden y en cualquier escena una colección de tópicos extraída de algún manual barato de filosofía para niños en consonancia con la estúpida moda anglosajona.
Cualquier persona que tenga unas meras nociones sobre Andreas Salome se sentirá ofendida por la actuación que ofrece Katheryn Winnick, un desempeño que deja a la pobre rusa al borde del burdel. 
Si hubieran leído a Nietzsche, no se les hubiera ocurrido, evidentemente, tamaño despropósito.

Lo mejor
Lo peor: Todo
Horrenda 




Seguidores

Loading...